Primer plano de Paulo Vaz con rostro serio

Paulo, el famoso policía que ha aparecido muerto a los 37 años: 'No lo pudo soportar'

Paulo Vaz llevaba semanas recibiendo ataques transfóbicos en redes sociales

El auge de la extrema derecha y el de sus mensajes homófobos, racistas, machistas y transfóbicos son innegables. De ahí que estén aumentando este tipo de ideas en redes sociales y en el día a día de la calle. Algo muy peligroso para una sociedad en la que debería reinar el respeto, la tolerancia y la libertad.

Estos citados pensamientos en contra de ciertos colectivos en algunas ocasiones se convierten en acoso. Y este es el que ha sufrido durante semanas Paulo Vaz, un policía brasileño trans, que ahora ha sido encontrado muerto en su casa.

Paulo Vaz es hallado sin vida

Paulo, de 37 años, era además un reconocido influencer de su país, donde había contribuido a dar visibilidad a la transexualidad. Y es que en todo momento había hablado de su caso personal y de su vida. Por ejemplo, no había dudado en compartir que estaba casado con el youtuber Pedro HMC, con el que tenía una relación abierta.

Paulo Vaz y su pareja agarrados de la mano y de espaldas
Paulo Vaz había hablado abiertamente de su transexualidad y de su matrimonio | Instagram: popo_vaz

Precisamente su popularidad ha hecho que ahora exista una enorme conmoción tras descubrirse que ha sido encontrado sin vida en su vivienda. Por el momento, se desconocen las causas del fallecimiento, aunque en diferentes medios brasileños indican que se ha suicidado.

Lo que sí se sabe es que este triste final llega después de semanas en las que había sido atacado e insultado gravemente en redes. Todo después de que saliera a la luz un vídeo donde mantenía relaciones sexuales con otro hombre que no era su marido. Un acoso transfóbico que hace pensar que le afectó notablemente, aunque se desconoce si ha sido la causa de lo acontecido.

▶️ Luto en las Fallas de Valencia: muere un joven de 20 años durante las celebraciones

Ahora queda que la autopsia e investigación determinen qué ha sucedido. Pero su caso se está usando para hablar del peligro del auge de ciertas ideas e incluso comportamientos. Por este motivo, desde la brasileña ANTRA (Asociación Nacional de Travestis y Transexuales) se ha querido hablar alto y claro al respecto.

Ha escrito en Twitter: “Acabamos de saber que Paulo nos ha dejado. Desgraciadamente, perdemos a otro de los nuestros que no pudo soportar continuar en una sociedad tan violenta e inhumana. Seguiremos de luto en la lucha”.

Primer plano de Paulo Vaz con rostro serio
Paulo Vaz había recibido serios insultos y ataques en redes | Instagram: popo_vaz

A esto ha añadido: “Nos solidarizamos con la familia y amigos de él y, en especial, con nuestro querido Pedro, su marido. Reciban nuestro más sincero abrazo”.

“No es hora de especular con su muerte, respetemos el dolor de quienes han perdido un marido, un amigo, un hijo. Es hora de estar en silencio y reflexionar. Precisamos pensar en formas de construir un mundo donde las personas quieran vivir”.

De igual modo, ha afirmado: “La muerte de Paulo ha causado mucho revuelo dentro y fuera de nuestra comunidad. Y sería importante que la gente conozca más sobre el escenario de violencia, violaciones a los derechos humanos y su impacto en la vida de las personas trans”.

La muerte de Paulo Vaz genera numerosas reacciones

Tras conocer el triste final del policía, las redes sociales se han llenado de mensajes de pésame y cariño para sus seres queridos. Puede leerse, por ejemplo, “Luchó mucho y tuvo que soportar a idiotas menospreciarlo. Mucha fuerza a la familia y, si hay un más allá, que esté bien”.

Paulo Vaz guiñando un ojo
El caso de Paulo Vaz ha cobrado gran relevancia pública | Instagram: popo_vaz

De la misma manera, hay internautas que han arremetido contra el acoso y los ataques transfóbicos que sufría Paulo Vaz. Lo han hecho con mensajes como: “Cuando perdemos a uno de nosotros, nos perdemos a nosotros mismos. En tiempos oscuros debemos elegir llevarnos unos a otros y no lanzarnos piedras”.

También encontramos: “Los seres humanos pueden llegar a ser una auténtica basura, independientemente de las etiquetas y de la militancia”.