Manos brindando con copas de vino

Parte de España ya marca la hora para estar en casa y poder comer juntos en Navidades

No se sabe si será un ejemplo seguido en otros territorios

Pocas personas parecen tener ya esperanzas de que las próximas Fiestas de Navidad puedan ser similares a las vividas otros años. La actual pandemia ya ha trastocado muchos actos o fiestas a lo largo de este 2020. Por ejemplo anulando alguna de las festividades más tradicionales en nuestro país, como la Semana Santa,  u obligando a adoptar las ya conocidas medidas de seguridad e higiene.

La segunda ola de la pandemia sigue todavía en un punto creciente y toda apunta que será imposible evitar unas fiestas navideñas sin algún tipo de restricciones en los días más señalados como Nochebuena o Nochevieja. Y el primer territorio que marca el camino de lo que podría pasar es Cataluña. 

La Generalitat anunciaba un plan de desescalada donde confirmaba que el toque de queda actual, vigente entre las 22.00 horas y las 06.00 horas, se alargará durante todas las fiestas. Es decir limitará mucho la posibilidad de reunirnos para cenar esas noches y confirma que el Fin de Año los catalanes lo tendrán que pasar en casa y entre familia o amigos. 

Este plan establece 4 fases, la primera de ellas empieza el 23 de noviembre y la segunda el 7 de diciembre, durando cada una 15 días. Durante estas semanas, las tradicionales cenas de empresa serán imposibles en Cataluña.  Los bares y restaurantes podrán abrir al 50% del aforo entre las 6.00 horas y las 17.00 horas. 

De seguir el ejemplo de esta comunidad, también habrá serios problemas para realizar las primeras compras navideñas. No sería de extrañar que se pudieran producir colas pues el aforo será en las tiendas al 50%, incluidas las de 800 metros cuadrados que hasta ahora tenían reducido su espacio a 400. Los centros comerciales seguirán cerrados. Además, los fines de semana solo se podrán mover entre comarcas. 

Severas restricciones todavía durante las fiestas

El 21 de diciembre empezará allí la tercera fase entra de plenas a las Fiestas de Navidad. La situación mejorará en algunos aspectos. Las reuniones, y por tanto los encuentros familiares, podrán ser de 10 personas y de dos burbujas de convivencia habituales o una ampliada. 

Aquí sí podrian empezar a plantearse algunas cenas o al menos encuentros en las empresas, ya que la restauración abrirá hasta las nueve de la noche. También se podrán hacer mejor las compras, pues reabrirán centros comerciales, a un 30%, y se permitirá el movimiento entre otras zonas sanitarias.

El inicio de la cuarta fase de la desescalada coincide casi con otras fecha muy especial, será el 4 de enero prácticamente coincidiendo con la llegada de sus majestades los Reyes Magos de Oriente. Ahí ya por fin se eliminan los cierres perimetrales interiores. Los reyes podrán comprar unos últimos regalos de manera más tranquila con los centros comerciales al 50%

Las autoridades recuerdan que este será una Navidad diferente

Hace semanas que las autoridades políticas y sanitarias advierte que está será una Navidad diferente. El coronavirus no ha sido vencido, pese a las buenas noticias sobre las vacunas, y por este motivo piden evitar al máximo la interacción social. En este sentido, el epidemiólogo y experto principal sobre el coronavirus del Centro Europeo por el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC, por las siglas en inglés), Pasi Penttinen, recomienda hacer cuarentena 10 o 14 días antes de Navidad para «minimizar» las posibilidades de contagio, si finalmente se permiten los encuentros.

«Puede ser una buena manera de proteger los más grandes de la familia», apunta en una entrevista en la agencia ACN. Aunque el ECDC no publicará recomendaciones específicas en Navidad, Penttinen cree que hay que «limitar» el número de personas con quienes se interactúa durante este periodo. «Las vacaciones de Navidad no pintan muy bien», reconoce.

Además, Penttinen avisa que en nuestro país aumentarán los muertos por la covid-19 en las próximas «dos o tres semanas». «España, como otros muchos países europeos, ahora mismo está en medio del pico de la segunda oleada de la pandemia», alerta.


Comentarios