Camarero con mascarilla sirve unas cervezas a unas clientas en una terraza

La prohibición para frenar el coronavirus que podría llegar ya a toda España

Una campaña en internet suma ya más de 81.000 firmas para que se extienda la prohibición de fumar en la calle

Anoche la Xunta de Galicia hizo oficial la prohibición de fumar en la vía pública y espacios al aire libre, incluidas terrazas, si no se cumple con la distancia de seguridad de dos metros. La motivación de la medida es el riesgo de contagio que supone la acción de fumar, debido a la manipulación de la mascarilla y al contacto repetitivo de los dedos con la boca.

Al conocerse la noticia, la asociación Nofumadores.org puso en marcha una campaña por internet que ya ha conseguido más de 81.000 firmas. En ella piden que la medida aprobada en Galicia se extienda a toda España y se prohíba fumar en la calle.  

En concreto, la Xunta ha publicado en el Diario Oficial de Galicia la prohibición de fumar en la vía pública y espacios al aire libre, incluidas las terrazas, si no se cumple la distancia de seguridad de dos metros. Los expertos vienen advirtiendo de los riesgos asociados al acto de fumar en cuanto a la transmisión del Coronavirus.

La ONG que impulsa la iniciativa llama la atención sobre el hecho de muchos ciudadanos continúan fumando en terrazas de bares y restaurantes, y en la misma calle, a pesar de la obligación de llevar mascarilla

La presidenta de la fundación, Raquel Fernández Megina, aplaude la medida de la comunidad de Galicia y defiende que se tendría que aplicar a toda España, al menos durante la pandemia. En su opinión, eso ofrecería protección legal a los no fumadores para defenderse del humo y ayudaría a avanzar en la lucha contra el Coronavirus.

Manifiesto contra el humo

La asociación recuerda también las advertencias de los expertos en cuanto a la distancia social frente a un fumador, que tiene que ser al menos de 10 metros, y señalan que es algo imposible de cumplir en las terrazas. También ponen el acento en las constataciones científicas: que un fumador tiene más del doble de posibilidades de complicaciones por Covid-19.

Por eso en su opinión, acabar con el tabaco en terrazas es la medida más barata y eficaz para desnormalizar el acto de fumar y avanzar en la lucha contra la adicción al tabaco. «Con 55.000 muertes al año por tabaquismo y más de 40.000 por Covid-19, es impensable que se siga permitiendo fumar en las terrazas y en las calles mientras los demás nos cubrimos con la mascarilla», dice tajante la presenta de la asociación.

Su petición cuenta con el apoyo de 30 organizaciones sanitarias, de consumidores y derechos civiles. El manifiesto contra el humo y el tabaco emplaza al Gobierno a tomar medidas en ese sentido: «Actuar sobre el tabaquismo es actuar sobre un factor de riesgo de infección y de contagio del Covid-19, y contribuir al control de la evolución de la pandemia en España».