Primer plano de un ciudadano chino con una mascarilla con el mapa y la bandera de china

La OMS se queda sin palabras en su viaje a Wuhan para investigar

El grupo de expertos ya ha comenzado su labor de investigación sobre el origen del Covid-19

Descubrir el origen del Covid-19 es el objetivo que la Organización Mundial de la Salud se ha fijado para las próximas semanas. Cuando se está a punto de cumplir un año desde el inicio de la pandemia, la OMS ha enviado a un grupo de investigadores a la ciudad de Wuhan —epicentro de la pandemia— para esclarecer el origen del virus que ha asolado a todo el mundo. Los expertos llegados a China tuvieron que permanecer dos semanas en cuarentena y una vez pasado ese tiempo, ya han comenzado a recopilar los primeros datos.

Comienza el trabajo de los investigadores de la OMS

China se convirtió en el foco de la pandemia a finales del año 2019. Fue en la ciudad de Wuhan donde comenzaron a darse los primeros contagios por Covid-19 señalando como origen un mercado local. No se llegó a conocer con exactitud los primeros resultados realizados por las autoridades sanitarias chinas y ahora la OMS ha decidido que un grupo de expertos se desplacen hasta allí para investigar el origen del virus.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El pasado viernes 29 de enero, los expertos fueron avisados por un grupo de responsables sanitarios del Gobierno chino de que ya habían superado las dos semanas de confinamiento previo antes de pisar la calle y podían comenzar el trabajo. Así pues, ese mismo día por la tarde acudieron al Hospital Integrado de Medicina Tradicional y Occidental de Xinhua donde atendieron los primeros contagios.

El sábado visitaron el Hospital Jinyintan de Wuhan, cuya especialidad son las enfermedades respiratorias y que fueron los encargados de atender a los enfermos de coronavirus que llegaban con neumonía y dificultad pulmonar. Por la tarde, algunos investigadores decidieron visitar la exposición sobre la lucha del Covid-19. Una visión propagandística del gobierno chino donde se ensalza la actuación del gigante asiático, pero que deja a un lado los errores que han cometido.

El domingo fue el mercado de Wuhan el siguiente destino de los investigadores. Allí se dieron los primeros contagios y China sigue asegurando que el virus les llegó a ellos en productos de otros países. Los expertos también tienen previsto visitar algunos laboratorios como el Instituto de Virología de Wuhan, señalado como el lugar de donde se pudo escapar el virus.

El silencio de la OMS

El trabajo que están realizando los 14 virólogos, epidemiólogos, médicos y veterinarios enviados por la Organización Mundial de la Salud está siendo de lo más perseguido por la prensa internacional. Hasta Wuhan se han desplazado varios medios de comunicación de todo el mundo con la intención de conocer de primera mano cómo van las pesquisas de este grupo de investigación.

Un periodista del periódico 'ABC' sigue muy de cerca a los expertos de los que es tremendamente difícil conseguir una foto de su trabajo en Wuhan. Tan solo pudo localizar a aquellos que acudieron a la exposición y no dudó en preguntarles si podían decir algo sobre cómo iba la investigación. Sin embargo, pese a la insistencia del corresponsal, los miembros de la OMS  se limitaron a guardar silencio.

El grupo se mantiene recluido en un resort de lujo a las afueras de Wuhan y son recogidos por varios vehículos que circulan en caravana acompañados por las autoridades chinas que evitan cualquier aproximación a ellos. Son llevados y recogidos de los sitios que deben investigar y tan solo se limitan a saludar en la distancia a los medios de comunicación.

Se desconoce su agenda y la guía que seguirán en los próximos días. La prensa trasladada a Wuhan se limita a seguir a los vehículos de los investigadores, con el riesgo que eso conlleva y solo reciben el silencio por parte de la OMS que prefiere no adelantar nada sobre el ritmo de sus investigaciones y mucho menos pronunciarse sobre los resultados que ya hayan podido obtener.