Imagen de una calle de Córdoba

Confirmado: Lo que dura la inmunidad del Coronavirus en las personas

La OMS ofrece por fin una estimación de la resistencia a la enfermedad, clave para afrontar la ‘nueva normalidad’

Es uno de los datos más relevantes a la hora de afrontar la fase de recuperación tras la primera oleada del Coronavirus, y sin embargo ha sido una de las grandes dudas que planeaba sobre la comunidad científica y que añadía más incertidumbre al ya de por sí inquietante panorama de la futura  convivencia entre el virus y nuestra sociedad.

Se trata de saber cuánto dura la inmunidad del Coronavirus en las personas, algo clave para armar una estrategia de combate contra la enfermedad en la fase de desescalada  y la llamada «nueva normalidad». Ahora, por fin, la OMS ha dado los primero datos relevantes, confirmando que la  inmunidad  contra el SARS-CoV-2 puede durar entre 6 y 12 meses.

Así lo ha trasladado la directora de Salud Pública de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, aunque también ha matizado que esta estimación se ha extrapolado a partir de la inmunidad que han generado otros virus de la misma familia. Lo ha dicho en los encuentros «Conversaciones 2020», donde ha reconocido también que faltan más evidencias científicas.

En sus propias palabras, «no lo sabemos, pero es cierto que en otros virus de la misma familia la inmunidad dura varios meses, por lo que cabe esperar que las personas que se han infectado por el nuevo coronavirus y han generado  anticuerpos puedan tener inmunidad entre 6 y 12 meses». 

Tampoco hay evidencia científica, dice Neira, de que el calor debilite al Covid-19, aunque ha recordado que todos los virus respiratorios tienen una estacionalidad. «Necesitamos un año completo para saberlo, pero todo parece indicar que existe una relación, aunque Singapur nos ha despistado porque ha tenido muchos casos y allí el clima es húmedo y cálido», ha dicho.

Sobre la segunda oleada

Por eso insiste en que todos los escenarios están abiertos y que aún no existe la experiencia necesaria para saber cómo el nuevo coronavirus se comportará respecto a la estacionalidad. En cambio, sí se ha mostrado convencida de que si ocurre una segunda oleada de contagios, especialmente en Europa, no tendrá las mismas dimensiones que la primera.

Esto es algo en lo que viene insistiendo la OMS últimamente, y en lo que su dirigente María Neira ha vuelto a hacer hincapié, y es que gracias a las drásticas medidas de contención  aplicadas en países como España se ha logrado reducir mucho la transmisión y se han mejorado los sistemas de vigilancia capaces de «detectar cualquier señal de humo para apagar el fuego».

«Gracias a todo esto es de esperar que estemos mucho más preparados si llega una segunda ola», ha dicho, y ha dado un consejo: «Lo mejor es que los países se preparen para el peor escenario  y se dejen sorprender por el mejor».

Su consejo incluye la necesidad de reforzar los servicios de atención hospitalaria y de atención primaria para que tengan la capacidad de detectar, tratar, informar y rastrear todos los casos de coronavirus y de que, además, la población sea muy disciplinada a la hora de cumplir las medidas de cuarentena y aislamiento.

En cambio, ha sido categórica al afirmar que el pasaporte sanitario «no sirve para nada» ya que, en su opinión, lo importante es que las personas respeten las normas de higiene, el distanciamiento, y acudan a los servicios sanitarios ante cualquier síntoma.