ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS

La OMS, contra una de las últimas medidas de España con el Covid: 'No hay motivos'

La Organización mantiene su recomendación de vacunar con AstraZeneca

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se posicionó este lunes, 15 de marzo, en contra de la decisión tomada por España y otros varios países europeos de suspender su fase de vacunación con las dosis de AstraZeneca por los casos de trombos detectados en el continente. 

España se sumó el lunes a Italia, Francia y Alemania, así como otros países que ya lo habían hecho previamente, a la opción de detener la vacunación con AstraZeneca a la espera de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, con sus siglas en inglés) determine si está relacionada con los casos de trombos detectados en varios países, acabando uno de ellos en la muerte de una paciente. 

La OMS cree que, de momento, no hay evidencias de que la vacuna cause esos casos de trombos. Es más, la científica jefa de la organización, Soumya Swaminathan, cree que los casos detectados encajan en la estadística de los que ocurren de forma natural en la población. Cabe recordar que hasta la fecha, en Europa se ha vacunado a 17 millones de personas con AstraZeneca, y se han detectado únicamente once casos de trombos.

«Por supuesto que debemos hacer un seguimiento de todo lo que ocurre, pero no hay motivos de pánico. Nosotros recomendamos que los países continúen vacunando con AstraZeneca», declaró la científica. 

Para tranquilizar a la población, Soumya explica que «la gente sufre de eventos tromboembólicos que provocan muertes cada día, la cuestión es si esto tiene que ver con la vacuna. Los expertos han analizado los datos y hasta el momento no hemos encontrado una asociación con la vacuna». «No hay ninguna muerte documentada que se haya relacionado con alguna de las vacunas contra la Covid-19», remató.

Mariángela Simao, directora general adjunta de la OMS para Acceso a Medicinas y Vacunas, hizo una valoración en la misma dirección: «No parece que haya más casos de los que se podría esperar para el periodo específico entre la población general en la Unión Europea o en el Reino Unido».

A pesar de que las principales organizaciones científicas del mundo han recomendado continuar con la vacunación, algunos países europeos han tomado la decisión de paralizar la vacunación con AstraZeneca por precaución y durante unos días, el tiempo necesario para esperar a que la EMA se pronuncie de forma oficial sobre esta cuestión, ya que han iniciado una investigación para determinar si la vacuna causa esos trombos o no. 

En nuestro país, la suspensión será de quince días, según anunció Sanidad la tarde del lunes, por lo que las personas que recibieron la primera dosis de la vacuna van a tener que esperar algo más de lo necesario para recibir la segunda, así como el personal que iba a recibir la primera dosis. 

La suspensión de AstraZeneca pone en peligro la inmunidad de grupo para verano

El plan de vacunación de Sanidad especifica que la vacuna de AstraZeneca se administrará únicamente a personas menores de 55 años, por lo que las dosis de Pfizer y Moderna permitirán seguir vacunando a la población más adulta, ayudando a inmunizar a los colectivos más vulnerables ante el virus. 

Este contratiempo provocará un retraso en el plan de vacunación que podría afectar a los plazos marcados por Sanidad para alcanzar la tan ansiada inmunidad de grupo, con alrededor del 70% de la población vacunada. El Ministerio defiende que ese umbral se alcanzará en verano, pero la detención de la vacunación con AstraZeneca podría obligar a revisar esos plazos en próximas semanas. 

Aun así, no hay motivos para la preocupación porque la Comisión Europea aprobó una cuarta vacuna, la de Janssen, para que empiece a circular por Europa, algo que se calcula que ocurrirá a partir de abril. Al tratarse de una vacuna de una sola dosis, ya se esperaba que la velocidad de vacunación aumentase considerablemente el segundo trimestre del año. 

Si la EMA insiste en seguir recomendando AstraZeneca y los países europeos, entre ellos España, retoman la vacunación con esas dosis en dos semanas, los planes de Sanidad podrían no verse bruscamente afectados, aunque habrá que esperar para ver cómo se desarrollan los acontecimientos en las próximas semanas.