Imagen de la gran cantidad de contaminación en la India

Sorprendente: Este es el lugar con el aire más limpio de contaminación del mundo

Se trata de una zona remota aún no alterada por las contaminantes acciones del hombre

Un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Colorado, en Estados Unidos, ha encontrado el lugar de la Tierra con el aire más limpio del mundo. Se trata de una región atmosférica no alterada por las actividades relacionadas con los humanos que se encuentra enel Océano Austral, justo al sur de los 40 grados de latitud sur y cerca de la Antártida.

Según se explica en un comunicado, los científicos encontraron que el aire de la capa límite que alimenta las nubes inferiores sobre el Océano Austral está libre de partículas aerosoles, producidas por actividades humanas o transportadas desde tierras distantes. Sus hallazgos se publican en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’.

Lo cierto es que la meteorología, el clima y, especialmente, el cambio climático, hacen que los aires de todas las regiones del planeta estén de alguna manera conectados, pero los investigadores querían averiguar qué parte de la Tierra estaba más libre de la actividad humana y del polvo que emiten los continentes.

Finalmente, el grupo, bajo la dirección de la profesora Sonia Kreidenweis, sospechó que el aire del remoto Océano Austral que rodea la Antártida podría ser el menos afectado por estas interferencias del resto del mundo, y ahora los resultados lo corroboran. 

Un proceso riguroso

El proceso de investigación sobre el terreno contó con el análisis de bacterias y de la capa de aire que limita con el océano, así como de microbios capturados desde el barco. Finalmente, el conjunto de muestras fue analizado y la conclusión fue que los microbios hallados eran marinos y procedían del mismo océano, mientras que las bacterias también eran ‘puras’. Esto certificó que la contaminación humana o las emisiones del suelo no viajaban al sur en el aire antártico, manteniendo esta zona como la más limpia del mundo.

Estos resultados contrarrestan todos los demás estudios de océanos en los subtropicales y el hemisferio norte, que encontraron que la mayoría de los microbios provenían de continentes a favor del viento.