Operario desinfectando la plaza principal de Milán durante el Coronavirus

Urgente: Un nuevo rebrote en Italia enciende todas las alarmas

Las autoridades sanitarias italianas reconocen que les está costando mucho acabar de eliminar la curva de contagios

La lucha contra el Coronavirus no ha acabado, a pesar de la euforia contenida estas últimas semanas por la buena evolución de la desescalada en España. Así lo demuestra el rebrote aparecido el pasado fin de semana en Pekín, y el importante  rebrote en Italia  que ha causado 346 nuevos contagios, cien de ellos en Milán, y 55 fallecidos.

Así lo ha confirmado el gobierno italiano, que ha asegurado que 210 de los 346 nuevos casos confirmados de Covid-19 en Italia se han producido en la región de la Lombardía, donde la ciudad de Milán fue la más castigada con 97 contagios  en 24 horas el pasado domingo. 

Con estos datos, Italia suma 236.651 contagios en lo que va de pandemia, y 34.401 fallecidos, siendo el total de casos activos de 27.485. La preocupación por este rebrote confirma las dificultades que están teniendo las autoridades del país para terminar de eliminar la curva de contagios en una región donde una de cada cuatro pruebas de anticuerpos da positivo.

En Lombardía, el Gobierno italiano ha confirmado hasta ahora 91.414 casos y 16.428 muertos, seguida en el ranking de regiones más afectadas por Piamonte, con 31.029 casos y 4.006 fallecidos, y  Emilia-Romaña, con 28.056 casos y 4.199 decesos.

El otro foco de preocupación en las últimas horas ha sido Roma, donde también se han encendido todas las alarmas por la entrada en cuarentena de 107 residentes de un mismo edificio en el barrio de Garbatella, tras conocerse el contagio del hijo de una de las familias que viven allí. Las autoridades locales han asegurado que la situación está bajo control.

El mismo fin de semana, el  primer ministro italiano, Giuseppe Conte, presentó un ambicioso plan de modernización y recuperación económica del país que incluirá la transición ecológica e incluso social, territorial y de género. 

Aprovechando la crisis del coronavirus, Conte ha afirmado que es el momento de modernizar la administración pública y mejorar la productividad de la economía con  innovación y tecnologías digitales. Para convertir este plan en realidad, el presidente empezará una ronda de contactos con todas las fuerzas políticas, aunque con un ojo puesto en la  evolución de la epidemia.

Las autoridades chinas cierran Pekín

El otro gran foco de preocupación en el mundo es Pekín, que este miércoles se ha despertado con una situación de semibloqueo después de haber elevado la alerta sanitaria a nivel 2  en una escala de 4 por la peligrosa evolución del brote detectado en un mercado de alimentos. Los contagios siguen aumentando, y las autoridades han decidido reforzar las medidas.

Así, recomiendan no salir de la capital  china si no es necesario y no desplazarse desde otras localidades sin motivos de peso. Además, la mitad de los vuelos de los aeropuertos locales han quedado cancelados, así como diversas rutas de autobuses interprovinciales.

Según la Comisión Nacional de Sanidad china, el número de contagios en la capital ha sumado 31 nuevos casos  y asciende a  137 en total, un incremento superior al del martes, cuando se contaron 27 nuevos casos. Además, se han encontrado nuevos casos en otras dos provincias, cuyo origen está en el propio mercado de Xinfadi, en Pekín, donde se originó el rebrote.