Imagen de una persona con guantes y con un teste positivo de coronavirus en las manos

Nuevo brote en La Rioja con varios contagiados: Ésta es la situación de la comunidad

En la nueva normalidad, todos los brotes de COVID-19 detectados en La Rioja están siendo controlados

El Servicio Riojano de Salud (SERIS) ha detectado un brote de COVID-19 localizado en Medrano y que afecta a 10 personas, que se encuentran en asilamiento en sus domicilios. Su vínculo epidemiológico está originado en el ámbito del ocio juvenil.

En la nueva normalidad, todos los brotes de COVID-19 detectados en La Rioja están siendo controlados con los equipos de seguimiento de contactos.

Evolución epidemiológica

Actualmente, estos son los seis brotes activos en La Rioja:

  •    Brote en Nieva de Cameros, notificado el 2 de agosto: cuatro casos
  •    confirmados.
  •    Brote en Alesanco, notificado el 5 de agosto: seis casos confirmados.
  •    Brote en San Asensio, notificado el 7 de agosto: seis casos confirmados.
  •    Brote en Logroño, notificado el 8 de agosto: cinco casos confirmados.
  •    Brote en Medrano, diez casos confirmados.

Respecto a la situación hospitalaria, hay tres pacientes ingresados por COVID-19 en el Hospital San Pedro de Logroño y dos pacientes en Fundación Hospital de Calahorra.

36 casos más de COVID-19 en La Rioja el fin de semana

La Rioja registró 36 nuevos casos de coronavirus COVID-19 el fin de semana. De este modo, en total, se han dado 4.269 casos positivos confirmados en la comunidad desde que comenzó la pandemia.

Tal y como refleja el Ministerio de Sanidad, con datos de ayer por la tarde, 1.497 personas han sido hospitalizadas por COVID-19 en La Rioja desde el inicio de la crisis sanitaria, 5 de ellos en los últimos siete días. Además han pasado por la UCI un total de 91 pacientes (ninguno en los últimos siete días).

En la jornada de este lunes, se ha seguido sin sumar ningún fallecido más con Covid-19, siendo 366 desde el inicio de la pandemia.

Por su parte y con los últimos datos actualizados por el Gobierno de La Rioja, un total de 211 fallecidos eran residentes de centros de mayores.