Tres personas en una mesa en una terraza cubierta de un bar

La normalidad en bares y restaurantes está más cerca de lo que crees

«La reapertura será más lenta, más cara y menos sostenible si los Estados miembros no trabajan juntos», advierte la Comisión Europea

Si algo sacamos en claro en todos estos meses de la pandemia de la covi-19, es que esta misma ha afectado a prácticamente todos los sectores económicos, incidiendo en mayor medida al de la hostelería y el turismo.

Precisamente este primero, la hostelería, es uno de los sectores más afectados, muchos apuntan al que más, por los desencadenantes producidos por la crisis económica derivada de la pandemia. Este sector se enfrenta a sus meses más duros desde que el país consiguiera salir de su primer estado de alarma en junio.

Momentos previos a la entrada de la tercera ola, los hosteleros de toda España sufrían numerosas restricciones en algunos territorios, pero la realidad es que la gran parte de todos ellos, podía abrir sus puertas.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Momentos que no cesaron ahí, puesto que la tasa de invidencia de este virus incrementó notoriamente una vez finalizó la Navidad, y envió a la UCI a un gran número de pacientes que luchaban por su vida.

José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España, explicaba este pasado febrero que «El sector está en la ruina, estamos cerrados en media España».

Del conjunto de las 17 comunidades, un total de 10 cerraron sus bares y restaurantes, a excepción de algunos municipios en los que la tasa de incidencia del virus era baja. En estos mismos tan solo se permitía el reparto a domicilio, mientras que, en las siete regiones restantes, incluyendo a Ceuta y Melilla, se adelantó la hora de cierre, concluyendo así uno de los pilares fundamentales de la restauración, el servicio de cenas.

Con la vista puesta en el ‘Sello Sanitario’

Por su parte, la Comisión Europea está trabajando en estos días para el desarrollo de un 'sello sanitario' para bares, restaurantes y hoteles que cumplan con los protocolos y medidas anticovid impuestas por las autoridades sanitarias. Un sello que tendrá carácter voluntario y que la meta no será otra que la de impulsar el turismo y la hostelería en el momento en el que se vayan relajando las restricciones adoptadas para contener la propagación del virus.

En este sentido, Bruselas ha solicitado al Comité Europeo de Normalización (CEN) que trabaje mano a mano con la industria y los Estados miembros una herramienta voluntaria «como base para protocolos sanitarios y de seguridad» y que «ayude a informar mejor y prepare a las empresas turísticas para dar la bienvenida a sus clientes en total seguridad».

El Ejecutivo comunitario defiende que: «Un sistema europeo claro para dar a la gente total confianza en los estándares de salud pública puede ser un verdadero paso adelante para dar claridad a los turistas, disipar preocupaciones y abrir la puerta para el próximo verano».

Precisamente, esta nueva iniciativa del desarrollo del 'sello sanitario turístico' aparece reflejado en la estrategia ya presentada por la Comisión Europea para preparar un «enfoque coordinado» en el relajamiento «gradual» de las restricciones adoptadas «cuando la situación epidemiológica lo permita».

Tal y como conocíamos hace unos días, la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen La, compartirá las principales medidas de la hoja de ruta con los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre que se celebrará durante la próxima semana.

«La reapertura será más lenta, más cara y menos sostenible si los Estados miembros no trabajan juntos», ha advertido la Comisión Europea, que defiende, en cualquier caso, que un enfoque «coordinado», siempre, «garantiza la continuidad del mercado interior».

Si de algo se caracterizó febrero, fue por ser el mes más negro de la hostelería, al permanecer cerrados los bares en media España. Un mes realmente duro en que el hasta 290.000 trabajadores del sector se sitúan en ERTE hasta que la economía mejore.