Bebé tumbado sin que se le vea la cara

Una niña de 12 años da a luz en su casa en España y la familia desconocía el embarazo

El parto no tuvo ninguna complicación y ahora ambos evolucionan favorablemente

El pasado domingo 6 de diciembre, una niña de tan solo 12 años dio a luz en su casa, en Cantabria, para sorpresa de toda la familia que desconocían el embarazo de la menor. 

Según ha informado 'El Diario Montañés', los sanitarios llegaron a tiempo para asistir a la pequeña en su domicilio, hasta que llegó el equipo médico del 061 que cortó el cordón umbilical y estabilizaron a la madre y al hijo.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Tras el nacimiento del bebé, ambos fueron trasladados al Hospital Universitario Marqués de Valdecillas. El parto no tuvo ninguna complicación y ahora ambos evolucionan favorablemente. 

La niña quedó embarazada el inicio de la pandemia y desde su entorno familiar aseguran que desconocían que estuviera en estado de gestación. El embarazo podría haber pasado desapercibido por la constitución propia de la pequeña.

El bebé ha nacido con la gestación completada y aunque permanece ingresado en la Unidad de Neonatología, fuentes del hospital señalan que «está perfectamente». La madre ya ha recibido el alta médica. 

La niña está incluida en el sistema de protección al menor

La niña de 12 años estaba incluida dentro del sistema de protección al menor del Gobierno regional que gestionan desde el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (Icass). Esta institución toma la decisión que considera adecuada para los niños, como ir a vivir a un centro de menores hasta que mejore su situación familiar. 

En este caso ya se hacía un seguimiento del entorno familiar de la pequeña para resguardar su protección y ofrecer herramientas para que sus parientes garantizaran para ella una correcta educación. 

Tras el ingreso de la pequeña en Urgencias, su caso ha sido puesto en manos de la Fiscalía para que realice el seguimiento y, si procede, investigar o abrir las diligencias que considere oportunas. 

Además, se contactó con el trabajador socias del hospital y a los servicios de Pediatría y Ginecología para que hicieran una valoración integral. 

Después de realizar esta primera evaluación, se da parte a los servicios sociales y se inician los trámites necesarios para esclarecer los hechos. Mientras tanto, la menor volverá a su casa y se mantendrá bajo la red de protección y en el proceso de intervención.

Por otro lado, la familia de la niña se está planteando renunciar al recién nacido. Si finalmente tomaran esta decisión, se iniciaría el proceso de acogida por parte de los servicios sociales, el bebé pasaría a vivir con una familia de acogida y se empezarían a preparar los papeles para su adopción.

Caso similar 

Hace unos días tuvo lugar un caso similar en Jujuy, Argentina. Una niña de 12 años dio a luz a gemelos. 

El embarazo de la pequeña fue el resultado de una violación y las autoridades le negaron el derecho a abortar «que establece la ley». 

Según la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, a la menor «se le realizó una microcesárea con previa maduración fetal».

Desde la Dirección Nacional de Salud Sexual le ofrecieron resolver «de forma inmediata la situación, preservando la salud física y emocional de la niña», pero «las autoridades a cargo de la cartera de Salud local desestimaron la propuesta y decidieron no garantizarle a esta niña su derecho».

Tras la polémica, el centro de salud ha emitido un comunicado justificando la decisión tomada. Han asegurado que el procedimiento se realizó como una emergencia porque la menor se autolesionó para intentar acabar con la gestación después de que se le denegara el aborto.

Ahora la madre de los gemelos deberá recibir atención psicológica y los doctores deberán responder ante la justicia por obligarla a seguir con su embarazo.

La niña está bajo la tutela de la Defensoría de Menores debido a la situación judicial de sus padres.