Sanitarios luchando contra el coronavirus en un hospital español

Lo que se tiene que hacer ya en toda España para evitar otro desastre según los médicos

La sociedad de neumólogos recomienda tomar medidas coordinadas y homogéneas para todo el territorio nacional

A la espera de lo que anuncie este mediodía el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras la reunión de urgencia con las comunidades autónomas para abordar la graves situación epidemiológica en España, los contagios siguen aumentando y los expertos desvelan la clave para evitar otro desastre: medidas coordinadas en todo el territorio nacional.

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) recomienda en un comunicado urgente tomar medidas coordinadas, homogéneas para toda España, para evitar la segunda oleada y un nuevo colapso sanitario.

La asociación ha emitido un comunicado urgente ante el rápido empeoramiento de la situación en España. El temor a un nuevo colapso lleva a estos especialistas a pedir que no cometan los errores del pasado, y lanzan un mensaje a la sociedad: «Esto todavía no se ha acabado y es imprescindible cumplir todas las recomendaciones sanitarias».

Se dirigen especialmente a los jóvenes, al que consideran como «el sector que menos está cumpliendo las medidas y donde hay más infecciones». Apelan a su responsabilidad para no perder todo lo que con tanto esfuerzo se había ganado durante semanas.

Pero el comunicado también se dirige a las autoridades sanitarias para pedir que se preparen de cara a una nueva oleada del Coronavirus. La clave está en tomar medidas coordinadas y homogéneas en todo el territorio nacional, deslizando que el fin del estado de alarma y la gestión de la pandemia en cada comunidad ha llevado al descontrol actual.

El Separ se ha puesto a disposición de las autoridades y recuerda la necesidad de disponer de acopio de material como fármacos, ventiladores y equipos de protección. El presidente, Carlos Jiménez-Ruiz, advierte de que muchos de los recursos humanos con los que se contó han sido dejados de contratar, y ha mostrado su preocupación. 

En busca de la coordinación

El 21 de junio desapareció oficialmente el estado de alarma, un mecanismo extraordinario que otorgaba al Gobierno central el mando único en la gestión de la epidemia. Con la nueva normalidad, la gestión volvió a manos de las comunidades autónomas, que toman sus propias decisiones con más o menos coordinación con el ministerio de Sanidad.

Esta nueva toma de decisiones ha provocado algunas situaciones de descoordinación, como la aplicación del uso obligatorio de mascarilla en algunas comunidades sí y en otras no antes de que se hiciera extensiva a todas ellas. 

Los partidarios de este sistema defienden que esto permite adaptar las medidas a la situación particular en cada caso, lo que significa más eficiencia. Pero según otros, como es el caso del Separ, en momentos de extrema gravedad como el que atraviesa ahora el país es necesario retomar una acción más coordinada para todo el territorio.