Montaje con foto de José Pablo Bourdie

José Pablo, el entrenador español fallecido de forma súbita después de un partido

José Pablo Bourdie se hizo cargo del Pandas hace diez días y acababa de ganar el primer partido

Luto en el fútbol base español por la repentina muerte de José Pablo Bourdie, entrenador del Pandas Numancia. El técnico murió ayer a los 58 años al sentirse indispuesto después del partido que jugó su equipo. La noticia ha causado una gran conmoción en su entorno y en el club, sobre todo entre sus jugadores.

José Pablo Bourdie, nacido en Santander en 1964, acababa de firmar por el Pandas hace unos días. Asumió el reto de dirigir al club después de la dimisión del anterior entrenador y en una situación muy difícil para el equipo. Era un técnico muy conocido en la región, ya que había entrenado a clubes importantes.

El Club Deportivo Pandas Numancia ha expresado su consternación por la muerte de su actual entrenador. Según han comunicado, aún no se han planteado cuál va a ser el siguiente paso tras un golpe tan duro. Y es que el club cántabro está afrontando un año muy difícil al que ahora se añade esta desgracia.

Se desplomó de golpe

Ayer por la mañana se celebró el partido de Primera Juvenil del Grupo D entre el Pandas y el Meruelo. El encuentro, perteneciente a la fase de permanencia, se disputó en el campo de La Albericia. Una vez finalizado el partido, sobre las 13:30, José Pablo firmó el acta y se dirigió a su vehículo en el aparcamiento.

José Pablo Bourdie
José Pablo Bourdie había firmado con el Pandas hace diez días | Cedida

Fue entonces cuando el técnico empezó a sentirse indispuesto y se desplomó, víctima de un ataque al corazón. Los que estaban a su alrededor acudieron rápidamente en su ayuda para intentar reanimarlo. Entre ellos estaba su hijo, que es jugador del Pandas y que estuvo junto a él en todo momento.

Avisaron a los servicios médicos y una ambulancia se desplazó hasta el estado para tratar de salvarle la vida. Los sanitarios estuvieron realizando labores de reanimación cardiopulmonar durante 45 minutos, pero finalmente falleció. El suceso causó un gran impacto en las personas que estaban ahí y lo presenciaron.

Entrenador experimentado

La tragedia rompió de forma inesperada la ilusión del entrenador santanderino, que hacía pocos días se había puesto enfrente de su nuevo equipo. La dimisión del anterior técnico había provocado un descalabro en el equipo. La junta directiva encontró en José Pablo Bourdie al entrenador experimentado que buscaba.

▶️ Lágrimas por el fallecimiento de la joven profesora Irene Aguilar

A sus 58 años, Bourdie había estado en clubes de peso importante y sabía manejar situaciones de crisis como la del Panda. La directiva le ofreció hacerse cargo del equipo de forma inmediata. “No dudó en ningún momento en echarnos una mano y ponerse a cargo del juvenil”, explica el presidente Julio Palacio.

José Pablo dirigía ayer su segundo partido al frente del equipo cántabro, después de debutar la semana pasada contra el Ribamontán al Mar. Aunque llevaba poco tiempo en el equipo, había sabido transmitir confianza y autoestima al equipo. Ayer, sin ir más lejos, el equipo se impuso al Meruelo por 2-1.

Están devastados

La inesperada muerte del entrenador ha causado una gran consternación entre los chavales a los que dirigía. Según afirma el presidente, “los chavales están bastante afectados, el de ayer es el primer partido que habían ganado en todo el año y al terminar pasa esto”. Por eso “están destrozados”, ha asegurado.

El club se encuentra sumido en una gran tristeza y se están planteando abandonar la fase de permanencia. “Están todos muy afectados”, ha asegurado el presidente, “no sé si solicitaremos la retirada del equipo”. Lo que sí tiene claro es que le harán un homenaje: “es una tragedia que pase esto”.

Antes de llegar al Pandas, José Pablo Bourdie estaba ejerciendo de segundo entrenador en el Atlético Albericia de la Tercera División. Allí estudió dos temporadas, y anteriormente había entrenado también al Cervantes. Afrontaba esta nueva etapa con mucha ilusión, pero su corazón le falló llenando su entorno de una gran desolación.