Una muestra de la vacuna contra el coronavirus de la compañía Moderna

El precio de la vacuna del coronavirus no será cómo creíamos: suben el precio

Moderna afronta la recta final de los ensayos y anuncia que podría tener las dosis listas a final de año aunque a un precio mayor

Desde que empezó la carrera por la vacuna del Coronavirus, varios proyectos compiten para llegar primeros a la meta. Pero no están dispuestos a vender su éxito tan barato. Una de las vacunas más prometedoras, la de la estadounidense Moderna, ha anunciado que el precio será de entre 27 y 31 euros por dosis.

Se trata de un nuevo aumento del precio, ya que la última información que había dado la farmacéutica fijaba el precio entre 21 y 25 euros. A pesar de subir el precio por dosis, Moderna asegura que se venderá a precio de pandemia para que se garantice el acceso universal.

«Estamos trabajando con Gobierno de todo el mundo y con otros para asegurarnos que la vacuna es accesible con independencia de la capacidad de pagar», asegura el consejero delegada de Moderna, Stephane Bancel. La compañía matiza que el precio será menor para los países que soliciten grandes volúmenes de dosis.

Modena recuerda que una demanda reducida será de millones de dosis como mínimo. El precio fijado está por encima del que adelantó Pfizer para la vacuna que desarrolla esta compañía junto la alemana BioNTech: 16,5 euros por dosis. También es superior al coste que ha fijado AstraZeneca, colaboradora de la Universidad de Oxford para Alemania, Italia, Francia y Países Bajos: entre 2,5 y 3,4 euros por dosis.

Moderna avanzó el nuevo varemo de precios de la vacuna en la presentación de los resultados de la compañía en el segundo trimestre de 2020. Según los datos presentados, la empresa multiplicó sus ingresos por cinco, hasta los 66,4 millones de dólares. Esto le permite recuperar la pérdida de un 13% hasta los 116,7 millones de dólares.

A finales de junio, Moderna ya había recibido 400 millones de dólares para financiar el proyecto de la vacuna del Coronavirus, conocida como mRNA-1237. Además, ya negocia su distribución con varios países interesados. La vacuna, que se producirá en España, cuenta con la inversión de 483 millones de dólares en abril por parte de Estados Unidos, que luego puso 472 millones más.

Recta final de los ensayos

La vacuna de Moderna va avanzando en sus procesos y protocolos para conseguir dosis eficaces y seguras. Los primeros resultados mostraron una buena respuesta inmune en los 45 pacientes que la probaron, y la farmacéutica decidió dar un paso más y comenzar la tercer y última fase del ensayo, que comenzó el 27 de julio.

Moderna se enfrenta ahora a la fase decisiva y ayer anunció que realizará modificaciones para incluir en el estudio a personas con VIH. La intención es seguir avanzando en las fases para recortar los plazos y encontrar lo antes posible los plazos para encontrar una vacuna, cuyo récord hasta ahora estaba en 5 años y que ahora se prevé que bata todos los récords.

Moderna espera comenzar su producción masiva antes de fin de año. Según cuentan desde el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, esperan tener los primeros resultados sobre efectividad y seguridad de la vacuna a finales de verano, y contar con los resultados definitivos en torno a noviembre. Quizás antes.