Una mujer mirando el móvil en la calles de Wuham

La misión de la OMS en Wuhan da un giro inesperado: ‘Es algo nuevo’

Nuevos indicios apuntan a un brote más fuerte en diciembre de 2019 de lo que se creía hasta ahora

La misión de la OMS en Wuhan sacó algo en claro: la pandemia del coronavirus tiene un origen animal. Sin embargo, dejó abierta la duda sobre la aparición del primer brote y cómo se propagó. Tras un mes de investigaciones, no existen evidencias de que el mercado fuera el brote inicial y los expertos dijeron que el virus podría haber circulado antes en otras partes.

Ahora, un giro inesperado siembra aún más la duda sobre el inicio de la peor pandemia que se recuerda en muchas décadas. Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) creen que el coronavirus estaba más extendido en diciembre de 2019 de lo que pensaban.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pero de momento sigue la incertidumbre debido a la falta de evidencias. Uno de los miembros del equipo, el microbiólogo australiano Dominic Dwyer, se ha quejado de la falta de información facilitada por las autoridades chinas. Según ha explicado, solicitaron los datos de 174 casos identificados al inicio de la pandemia en Wuhan y solo se les proporcionó un resumen. 

Estos datos son de especial importancia para la investigación porque, según Dwyer, «son los datos habituales a la hora de investigar un brote». Sobre la razón por la cual no han sido facilitados, asegura desconocerlo: «no sé si es por motivos políticos, por tiempo o si es difícil, lo desconozco, solo se puede especular».

Sus quejas llegan después de que otros miembros denunciaran la poca colaboración de las autoridades chinas. En una entrevista a AFP, el doctor Peter Ben Embarek exigió más datos: «Queremos más datos, hemos pedido más datos».

La obstrucción del gobierno chino podría responder a su intención de maquilla un retraso en la detección y la comunicación de la epidemia. De momento, sin embargo, todo son puras especulaciones, y el gobierno chino se defiende argumentando que han permitido a la OMS entrar en todos los lugares solicitados, incluso el laboratorio sospechoso.

Los expertos confían en que entreguen esos datos que servirá para avanzar en las pesquisas. De momento se ha confirmado que el coronavirus tuvo un origen animal, y que probablemente fue transmitido a los humanos desde murciélagos a través de otro mamífero. La duda sigue siendo dónde y cómo comenzó todo, y si China pudo haber incurrido en un error a la hora de no informar sobre un brote importante en Wuhan antes de diciembre de 2019.

Indicios de una mayor propagación

Según una información de la CNN, la OMS tiene indicios de que el brote iniciar en esta ciudad fue mucho más amplio de lo que se pensaba hasta ahora. Su prioridad ahora es acceder a las muestras de sangre que hasta ahora no ha podido estudiar por el bloqueo chino: «El virus circulaba ampliamente por Wuhan en diciembre, y eso es un hallazgo nuevo».

Fue el doctor Embarek quien hace unos días advirtió de indicios sobre una propagación más amplia del virus en diciembre de 2019. En concreto, una docena de variantes de coronavirus estarían circulando ya entonces por Wuhan, y por eso «es probable que el virus haya estado circulando por un tiempo más que ese mes solo».

Los investigadores pudieron hablar con el paciente cero, un oficinista de 40 años que supo que estaba infectado el 8 de diciembre. No tenía antecedentes de viajes al extranjero y llevaba una vida normal, «algo aburrida».

1.000 infecciones 

El equipo de científicos de China presentó un total de 174 casos de Covid en Wuhan en diciembre de 2918, 100 de ellos confirmados en pruebas de laboratorios y 74 a través de síntomas de la enfermedad. Con esos datos, los especialistas creen que el coronavirus podría haber causado 1.000 infecciones en Wuhan en el mes de diciembre.

Se trata de una incidencia mucho más elevada de lo que se creía hasta ahora. Antes de la misión, los científicos chinos habían identificado 72.000 casos entre octubre y diciembre susceptibles de ser los primeros casos de coronavirus, pero tras aplicar una serie de criterios bajaron a 92 los casos merecían ser examinados. La OMS trata de entender ahora por qué se bajó de 72.000 a 92 y por qué no hubo agrupaciones en lugares particulares.

Las sospechas de Estados Unidos 

Los nuevos datos dan un nuevo giro a la investigación sobre el origen del coronavirus, que sigue inmerso en la polémica. Estados Unidos mantiene sus sospechas y el asesor de Seguridad Nacional del país, Jake Sullivan, declaró este fin de semana que los primeros resultados de la investigación de la OMS arrojan «fuertes preocupaciones».

Estados Unidos ha solicitado a las autoridades chinas más información para comprender mejor esta pandemia y prepararse para la próxima. «Tenemos profundas preocupaciones sobre la forma como se comunicaron las primeras conclusiones de la investigación de Covid-19 y preguntas sobre el proceso utilizado para llegar a ellas», añadió.