Iván Espinosa de los Monteros, Macarena Olona, Santiago Abascal y Javier Ortega Smith, en la sala de prensa del Congreso.

Vox encomienda a Macarena Olona su misión más relevante pensando en Moncloa

Las elecciones andaluzas adquieren una gran importancia estratégica con vistas a las generales de 2023

Si no se produce ningún adelanto electoral, nada descartable atendiendo a las últimas noticias que llegan desde el Palacio de la Moncloa, España se encuentra en una época sin convocatorias electorales a la vista: las próximas fechas marcadas en rojo son en mayo de 2023 (elecciones locales y autonómicas en la mayoría de comunidades) y en noviembre del mismo año (elecciones generales), si Pedro Sánchez no apuesta por un adelanto. Pero hay una excepción: Andalucía deberá poner el punto y final a su legislatura como máximo en diciembre de 2022 tras cuatro años del cambio histórico en la comunidad: el PP de Juanma Moreno consiguió desbancar al PSOE tras 40 años liderando la Junta de Andalucía.

Un papel fundamental en Andalucía, pero sin liderazgo... hasta ahora

Las elecciones de diciembre de 2018 supusieron, además de un cambio histórico en el sevillano Palacio de San Telmo, la primera entrada de Vox en una cámara de representación en España. La formación que dirige Santiago Abascal irrumpió en el Parlamento andaluz con una docena de diputados, que tuvieron la llave para investir presidente a Juanma Moreno y poner en marcha el gobierno de coalición entre el PP y C's. A lo largo de la legislatura, Vox ha condicionado, gracias a su papel clave en la mayoría, algunas de las decisiones destacadas del ejecutivo andaluz.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pero lo cierto es que si algo falta a Vox es liderazgos regionales: en Andalucía y en la mayoría de comunidades españoles. Quien fuera el jefe de filas de la formación en las elecciones andaluzas, el juez Francisco Serrano, se vio forzado a dimitir como diputado y fue expulsado del partido en julio de 2020, al ser acusado de presunto fraude de subvención pública. El grupo parlamentario se encuentra desde entonces dividido entre los contrarios y los afines al actual portavoz, Alejandro Hernández, que no ha logrado afianzar su liderazgo, algo que le ha descartado como cabeza de cartel en 2022. Aun con la debilidad de no contar con un líder carismático, Vox triunfa en Andalucía: en las pasadas elecciones generales, quedó a tan solo 7.000 votos de superar al PP.

Macarena Olona, la 'carta' de Vox en el sur...

En este contexto, la formación de Santiago Abascal tiene clara su apuesta en esta tierra y ha empezado ya a jugar dicha carta. Se trata de Macarena Olona, una alicantina de nacimiento que es de profesión abogada del Estado y que, desde abril de 2019, es diputada en el Congreso por la circunscripción de Granada. En los últimos meses, ha ido adquiriendo cierto protagonismo en las filas de Vox en la Cámara Baja y ahora parece ser la mujer ideal para liderar esta formación en Andalucía. De hecho, el pasado 28 de febrero, Día de la Comunidad, su presencia en un acto en Sevilla ya dejó entrever que Olona tiene la misión de liderar el empuje de Vox en esta tierra, que irá a elecciones en momento clave, a pocos meses de la batalla por la Moncloa.

El primer objetivo es claro: forjar una líder carismática en Andalucía que consiga retener votantes y evite que Juanma Moreno se consolide. El presidente de la Junta de Andalucía ha acumulado importantes cuotas de popularidad y la perspectiva electoral del PP en esta tierra es muy buena en comparación con otras comunidades donde gobierna. Un Moreno fuerte ante un Vox descabezado puede traducirse en una sangría de votantes de Vox hacia los populares, y ese es precisamente el primer objetivo de la formación de Santiago Abascal. Frenar el crecimiento del PP es el primer paso para mirar de tú a tú al PP en una tierra en que Vox puede obtener, vistos los precedentes tanto en las últimas autonómicas como en las últimas generales, unos buenos resultados.

Ello podría llevar, ante el derrumbe electoral de Ciudadanos, a forzar un gobierno de coalición entre el PP y Vox: sería la única suma posible para Juanma Moreno para lograr su objetivo de mantener la presidencia de la Junta de Andalucía. Así pues, Vox podría llegar a la antesala de las elecciones generales con responsabilidades de Gobierno en Andalucía y hasta con la vicepresidencia del ejecutivo en esta región. Si Sánchez finalmente no adelanta los comicios, Vox podría plantarse a la batalla por la Moncloa con el acento puesto en su relevancia electoral y su capacidad para asumir tareas de Gobierno tras las elecciones andaluzas.

... con la mirada puesta en el Palacio de la Moncloa

La última ficha del 'efecto dominó' de situar a Olona en el liderazgo de Vox en Andalucía sería, pues, la más importante: llegar con fuerza a las próximas elecciones generales. Las últimas encuestas sitúan a Santiago Abascal en tendencia creciente de voto y acercándose cada vez más al Partido Popular, que parece estancado electoralmente según todos los sondeos. El objetivo de Vox es ambicioso pero todos los estudios demoscópicos le avalan: conseguir el 'sorpasso' al PP y ser la primera fuerza del ala derecha del Congreso. Sin duda, el reto es de importante magnitud, y más aún si la suma les permitiera llegar a la Moncloa.

Por ahora se trata de simples posibilidades, pero lo cierto es que cabe contemplar que, si los acontecimientos van en esta dirección, se puedan producir escenarios de este tipo. Sin duda, Vox trabaja en este sentido y el primer 'round' de la batalla se juega en Andalucía: de ahí el movimiento. La operación Olona puede ser el primer paso para plantar batalla por la Moncloa por parte de Abascal.