Imagen de un miembro del UME

Los mensajes de apoyo que reconfortan al Ejército y que sorprenderán a más de uno

A pesar de los últimos incidentes, la mayoría de la población aplaude la acción de las Fuerzas Armadas en Cataluña y el País Vasco

Las últimas semanas han sido especialmente duras para las Fuerzas Armadas en Cataluña y el País Vasco por la hostilidad ante despliegue de la Unidad Militar de Emergencias (UME)  por todo el territorio. Sin embargo, parece que una cosa son las instituciones y otra la población, que estos días está agradeciendo el trabajo de los militares durante la crisis del Coronavirus

Según una encuesta del diario ABC  y GAD3, ocho de cada diez personas apoyan las  labores del Ejército en Cataluña y el País Vasco, y en estas regiones los militares son los sectores mejor valorados en la gestión de la crisis juntos a las fuerzas de seguridad y los sanitarios. 

Los sanitarios  son, precisamente, los que reciben el aplauso unánime de la ciudadanía, todo lo opuesto a los políticos, que son los peor valorados. El segundo puesto es para la policía y la guardia civil, cuya labor es bien valorada por un 100% de los ciudadanos en regiones como Murcia, un 85% en Cataluña y un 91% en el País Vasco.

El Ejército es el tercer colectivo mejor valorado, obteniendo el apoyo de un 78% de los encuestados en Cataluña  y de un 85% en el País Vasco. La encuesta también arroja luz sobre la valoración del Gobierno: un 30% de los encuestados cree que está gestionando peor la crisis que otros gobiernos, mientras que un 20% cree que lo está haciendo mejor. El 40% cree que la gestión es parecida o idéntica a la de otros gobiernos en Europa y en el mundo.

Un gran recibimiento

La valoración de catalanes y vascos tiene su importancia porque en las últimas semanas se han hecho evidentes la desavenencias entre los mandos de las Fuerzas Armadas  y las instituciones en estas partes de España, llegando incluso a forzar al ejército a presentar una queja a los delegados autonómicos por los obstáculos que se encuentran a la hora de ejercer su labor.

Uno de los incidentes tuvo lugar en el hospital de campaña que estaba montando el Ejército como anexo al Hospital Parc Taulí de Sabadell, y cuyas tiendas fueron desmontadas por la Generalitat alegando que no cumplían las  medidas de higiene para un recinto sanitario.

Además, en los últimos días el Ejército se quejó de la mala gestión que hace la Generalitat de las peticiones de las  residencias de ancianos, ya que según las quejas de los altos mandos a la  delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, en muchas ocasiones les llaman para que vayan a desinfectar residencias y cuando llegan ya lo ha hecho una empresa privada.

Sin embargo, en las últimas horas el Ejército ha querido destacar los  mensajes de apoyo  que están recibiendo tanto en Cataluña como en el País Vasco que les felicitan por su labor y les animan a seguir trabajando. En centros geriátricos del Hospitalet, Sant Adrià del Besòs, Santa Coloma, Mataró  y Cerdañola, los militares recibieron «un gran recibimiento y colaboración tanto de la gente de la calle como de las mismas residencias», según uno de los responsables de la unidad que coordina las  tareas de la UME y el Ejército de Tierra  en estas comunidades.