Imagen de archivo de una madre y tres niños

Abraham, el español que lucha por su hija: secuestrada por su madre, ingresada por coronavirus

Según los mensajes recibidos, la mujer ingresó en un hospital el pasado 9 de abril, aunque no especificaron el centro de salud en el que estaría la mujer siendo tratada

Abraham Otero lleva seis añossin poder ver a su hija  Angélica, la útima vez que la vio se despedía de ella en el aeropuerto de Barcelona. La menor se dirigía, junto a su madre y ex pareja de Abraham, a San Petersburgo (Rusia), su país natal. Hasta la fecha, el padre de la menor no sabe cuándo la volverá a ver.

La pareja tuvo una crisis cuando él descubrió que su pareja se dedicaba a la prostitución. En ese momento, Abraham le dijo a la madre de la menor, Yulia Matveeva, que si dejaba esa actividad podrían retomar la relación, y así lo hicieron. Poco después nacía Angélica y todo iba bien.

Durante una visita de la madre de Yulia a Barcelona, la mujer logró convencer a su hija de que volviese a ejercer la prostitución de manera secreta para volver a ganar dinero. De hecho, Yulia fue convencida por su madre y volvió a la actividad sexual por dinero. Cuando Abraham descubrió esto, dio por finalizada la relación. La custodia  era compartida, pero el hombre ha declarado que veía a su hija cuando la madre quería. Así, Yulia se llevó a su hija a Rusia y ha estado dando largas a Abraham en cuanto al regreso.

Según ha comentado Javier Somoza, presidente de Nisde, la asociación de niños sin derechos, que ayuda a la familia, al medio ‘ABC’: «La abuela  no es una persona adecuada, tiene graves problemas de alcoholismo  e introdujo  a su hija Yulia  en la prostitución  cuando era menor».

Según ha manifestado la hermana del padre: «Contratamos a una abogada aquí, pero hizo mal los trámites», en referencia a la petición de restitución a España sobre Angélica, en virtud del Convenio con La Haya. Ha añadido que Rusia contestó cinco meses más tarde, alegando que si quería recuperar a su hija debía ir allí (Rusia) y asumir los gastos de defensa y representación jurídica.

Desde Rusia dicen que la mujer tiene coronavirus

Este pasado enero, la situación parecía haberse suavizado entre Abraham y Yulia y el español retiró varias denuncias por secuestro y sustracción de menores: «Mi hermano retiró las denuncias que había presentado. Yulia le dijo que volvería este verano, si no tenía nada penal ni civil pendiente. También le madamos la documentación necesaria para que pudiera pedir un visado pero no lo había movido», explicaba la hermana de Abraham al citado medio.

Uno de los grandes problemas que ha alegado el entorno de Yulia para su vuelta es que la mujer ha sido detectada de coronavirus  en Rusia, e incluso les han hecho llegar a la familia paterna de la menor que la mujer se encuentra asistida por un respirador artificial.

Según los mensajes recibidos, la mujer ingresó en un hospital el pasado 9 de abril, aunque no especificaron el centro de salud en el que estaría la mujer siendo tratada.

Además, según la tía paterna de la menor: «Estamos muy preocupados. Necesitamos ayuda de Justicia», ha manifestado al explicar que la menor tiene bloqueada a toda la familia paterna en su teléfono móvil y que la abuela no contesta a ninguna de las llamadas.