Imagen de archivos de bañistas en una playa en España

Coronavirus: Los médicos ya saben cómo será este verano y lo que viene no es como pensábamos

La curva no se aplanó sino que bajó rápidamente en una larga línea de altibajos que se mantendrá durante meses

La incógnita sobre cómo se comportaría el virus cuando los casos empezaron a multiplicarse en España en marzo quedó resuelta en abril y en mayo: la curva subió a toda velocidad y no se aplanó, sino que bajó con enseguida en una larga  línea de altibajos. Los médicos tratan de descifrar ahora qué escenario  nos espera este verano  y más allá. 

Los epidemiólogos no dan por acabado el virus sino que prevén un verano sin bajar a cero casos y con pequeños brotes. «El virus circula y se dan brotes» dice la jefe del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología de la Vall d’Hebrón, en Barcelona, Magda Campins, que prefiere hablar de control más que de epidemia controlada.

«El escenario más factible es que todo el verano sigamos así, con casos esporádicos y que surjan pequeños brotes», dice esta experta, y otros colegas suyos coinciden en que el virus circula pero la transmisión no es generalizada, ya sea  por el calor, porque se están cortando los brotes o porque la mayoría de la población adopta las precauciones.

De hecho, el ministerio de Sanidad sigue informando de más de cien diagnosticados todos los días, y eso hace prever a los epidemiólogos que no se llegará los cero casos. «Incluso hay gripe en verano, y en el caso del coronavirus no creo que desaparezca porque hay poca población inmunizada», dice Campins, a la espera de ver lo que ocurre a medida que se recupere toda la actividad y se abran las fronteras.

Los investigadores de Biología Computacional y Sistemas Complejos (Biocomsc) de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) y el Centro de Medicina Comparativa y Bioimagen Germans Trias i Pujol creen que «cuantos más casos haya, mayor  riesgo de un rebrote  importante, pero también podrían bajas los casos casi a cero».

A raíz de su estudio del impacto de la epidemia en varios países han constatado que pocos han logrado bajar a cero casos, otros se han quedado cerca, pero la mayoría han  estabilizado la epidemia  con más o menos casos, como España. Cuanto más pequeño es un país más fácil resulta eliminarla, según la investigación, aunque no siempre es así.

Una gran población, ciudades densas y mucha  movilidad  son algunos de los factores que que inciden negativamente, y en una escala de riesgo hasta 9 sitúan a España en un nivel 3. Sin embargo, advierten también que países como Portugal y Suecia parecían tener bajo control a la epidemia y han tenido rebrotes.

Habrá rebrotes

En el caso de España  también va a haber rebrotes, como los ha habido recientemente, aunque no será como en marzo. Los expertos advierten que la mayoría de los focos se producen en  lugares cerrados y donde la gente suele pasar buena parte del día, como el trabajo, en vez de los bares y las terrazas. Aunque no se puede bajar la guardia en ningún caso.

Entre los positivos se se encuentran tanto ancianos que viven en residencias como jóvenes, y ahora hay pocos contagios entre el  personal sanitario excepto el brote activo en torno a dos hospitales en  Bilbao y en Vitoria.  

Estos son los brotes que más preocupan a los expertos porque son los que se extienden más rápidamente, aunque siguen pidiendo extremar las preocupaciones en todas las situaciones y en especial en los lugares cerrados. Mientras, siguen investigando cuestiones como la inmunidad que, a pesar de todo, no nos librará de otra ola de infecciones en unos meses.