Agentes de la policia francesa en moto

Acaba con la vida de 3 policías cuando acudieron por un aviso de agresión a su mujer

El agresor recibió a tiros a los agentes y prendió fuego al domicilio

En la pequeña localidad de Saint-Just, situada en el centro de Francia, tres policías han fallecido y uno resultó herido cuando acudieron a un domicilio por una llamada que alertaba sobre un acto de violencia de género. 

El suceso sucedió poco después de la madrugada del martes 22 de diciembre al miércoles 23 en una pequeña aldea francesa aislada, Puy-de-Déme. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Cuando los agentes llegaron al domicilio descubrieron que la mujer se había refugiado en el tejado de la casa. El agresor estaba fuera de sí y recibió a los guardarmes a tiros.  

El hombre prendió fuego a la casa y realizó varias ráfagas de disparos. Tres de los policías fueron abatidos y otro resultó herido y fue trasladado de forma inmediata a un hospital de la zona. 

Según informaron los medios franceses, esta misma mañana la operación para atrapar al hombre todavía estaba en desarrollo. 

El agresor se habría suicidado

Además, el Ministerio del Interior galo destacó que se había reforzado el despliegue en las inmediaciones de la vivienda para interceptar y detener al autor de los disparos.

«Se ha puesto todo en marcha para detener al individuo y proteger a la población en todo momento», enfatizaron. 

Francisco Chautard, el alcalde de Saint-Just, le dijo al periódico francés 'Le Figaro' que la vivienda donde había tenido lugar el suceso se había incendiado y que los oficiales de la policía estaban intentando averiguar si el agresor todavía se encontraba dentro de la casa o había escapado.

Tras penderle fuego al domicilio, el hombre se dio a la fuga y las autoridades lanzaron una amplia operación de búsqueda por la zona.

Sin embargo, el ministro de Interior, Gérard Darmanin, informó poco tiempo después a través de sus redes sociales de que el asesino había sido hallado muerto la mañana de este miércoles.

Según algunas fuentes de la policía francesa, encontraron el cuerpo del hombre en su coche, donde presuntamente se habría suicidado. Sin embargo, esto no ha sido confirmado de forma oficial. 

El agresor tenía 48 años y antecedentes por problemas con el pago de la pensión del cuidado de menores.

Aunque no hay confirmación oficial, se sobreentiende que tenía o había tenido relación con la mujer que se encontraba con él en el domicilio. 

Ahora ella se encuentra a salvo y está siendo interrogada por otros agentes de la policía francesa para intentar esclarecer los hechos.

Gran conmoción por la defunción de los agentes

El ministro de Interior ha viajado al lugar donde ha tenido lugar el suceso para mostrar su apoyo a los guardarmes y ha destacado en un comunicado «el valor y el compromiso» de los agentes caídos «al servicio de Francia».

«Esta noche la Gendaermería ha perdido a tres de sus miembros por el servicio de Francia. La nación se inclina ante su coraje y su implicación. Expreso mis condolencias a sus familiares y a sus compañeros», ha expresado en un comunicado publicado en sus redes sociales.

Además, Gérard Darmani también ha manifestado su «profunda tristeza» por la defunción de los agentes fallecidos: Cyrille Morel, Remi Dupuis y Arno Marvel.

Por su parte, Jean Castex, el primer ministro francés, también se ha sumado a las condolencias a las familias de los policías fallecidos y ha señalado que «este drama nos afecta a todos y tiñe de luto todo el país». 

Asimismo lo ha hecho el presidente de Francia, Emmanuel Macron. «Estaban interviniendo para rescatar a una mujer que fue víctima de violencia doméstica en Puy-de-Déme, tres gendarmes murieron, un cuarto herido».

«La Nación se une al dolor de las familias. Para protegernos, nuestras fuerzas actúan a riesgo de sus vidas. Son nuestros héroes».