Un sanitario con un vial de la vacuna de AstraZeneca en una mano

Más de 2 millones de españoles, pendientes de Sanidad y la segunda dosis

Pese a que la EMA se ha mostrado rotundamente contraria, Sanidad presionará para alargar el plazo de administración de las segundas dosis de AstraZeneca

En plena campaña de vacunación contra la covid-19, Sanidad presionará al máximo posible para alargar el plazo de administración de las segundas inoculaciones de AstraZeneca, o bien, administrar la segunda dosis de esta farmacéutica a los menores de 60 años que previamente ya se han vacunado de la primera dosis. Otra de las hipótesis que también se barajan, sería la de esperar los resultados del ensayo CombiVacs que analiza la pauta de vacunación combinada con Pfizer.

Precisamente, estas son los dos tipos de propuestas que la Ponencia de Vacunas ha trasladado a los técnicos de las comunidades autónomas reunidos en la Comisión de Salud Pública.

Sin embargo, Carolina Darias, la ministra de Sanidad, ha explicado que presionará para que las regiones esperen a que finalice el estudio, a mediados de marzo.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Lo cierto es que ya existen algunas comunidades autónomas como es el caso de Andalucía y Madrid que llevan tiempo pidiendo que se termine de vacunar a los jóvenes con la dosis de Oxford.

Cambio de planes

Por su parte, Darias ha recalcado que, «La ministra tiene su opinión, pero respetará la decisión que se tome en la Comisión». En este sentido, la ficha técnica de AstraZeneca resalta que el plazo límite para la inoculación de la segunda dosis no debe sobrepasar las 12 semanas, aunque la ministra admite que otros países como Irlanda lo han alargado hasta las 16. «Hay razones fundadas para poder ampliar la toma de decisión hasta que tengamos las conclusiones del ensayo».

Igualmente, también se ha ocupado de anunciar la finalización de la administración de la vacuna de Pfizer a los 600 voluntarios del esperado estudio del Instituto Carlos III y que próximamente, a mediados de este mes de mayo se tendrán los primeros resultados.

También ha expresado que otros países cercanos a España como es el caso Alemania, Francia, Suecia y Finlandia ya han comenzado con la administración de la segunda dosis de Pfizer a los jóvenes vacunados con AstraZeneca, pero que «España esperará a tener evidencia científica».

Tras esta decisión, más de dos millones de personas menores de 60 años están en vilo ya que de ello depende el término de completa inoculación contra el actual coronavirus. Un porcentaje (500.000 en la Comunidad de Madrid) que ya ha sido previamente vacunado con la primera dosis de AstraZeneca. La realidad es que, del porcentaje anteriormente citado, la gran parte de ellos son trabajadores esenciales y en ella estarían incluidos en el grupo 6 de la Estrategia de Vacunación.

Cabe recordar que, en un primer momento, España administró esta vacuna en empleados menores de 55. Más tarde, amplió el abanico de edad para todas las personas menores de 60 años. Y que, tras la confirmación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) del posible vínculo entre AstraZeneca y los efectos adversos desencadenantes por la misma, los eventos trombóticos aislados, proyectados especialmente en mujeres jóvenes, Sanidad derivó la pauta de actuación y derivó su uso a personas de entre 60 y 70 años.

Por último, la franja de tiempo entre las dos primeras dosis respectivamente es de 8 a 12 semanas, por lo que los primeros ciudadanos vacunados con AstraZeneca deberían recibir la segunda inyección en apenas unos días. Aunque es ahora cuando las autoridades sanitarias estiman alargar el plazo otras cuatro semanas más, pese a que la EMA se ha mostrado rotundamente contraria a la decisión tomada en España.

En referencia a la situación, Noël Wathion, explica que «los datos no respaldan la estrategia de retrasar o evitar administrar la segunda dosis de la vacuna de AstraZeneca» e incidió que «para aquellos que no reciban la segunda dosis, no hay datos suficientes para hacer una recomendación alternativa».