Mariana Franklin Ferreira durante el Campeonato Nacional de Natación y en su vida cotidiana

Conmoción en el deporte: Fallece con 14 años y por Covid la nadadora Mariana Ferreira

La joven había superado la enfermedad con anterioridad aunque ya recuperada competía en el campeonato nacional

La pandemia sigue cobrando vidas e historias de muchas partes del globo, si bien cada una es una tragedia, aquellas que afectan a los más jóvenes siempre causan una mayor conmoción. Es el caso de Mariana Franklin Ferreira, que tras superar con anterioridad la enfermedad, ha fallecido tras una recaída del virus. 

La joven atleta de tan solo 14 años compitió la semana pasada en el Campeonato Nacional de Natación, celebrado en el Parque Acuático del Complexo Rebouças, en Brasil. Allí participaba en las disciplinas de 50, 100 y 200 metros libres. 

Fue durante una de las pruebas cuando la joven empezó a sentir que algo no iba bien. Y es que alguna de las sintomatologías causadas por el Covid empezó a afectar a la nadadora. Fuertes dolores de cabeza y corporales hicieron saltar las alarmas solo un mes después de que hubiera sido dada de alta en un centro hospitalario.

Mariana había dado positivo por coronavirus un mes antes de la competición y había completado su periodo de cuarentena obligatoria. 

Lucha contra el virus

El día 12, siguiente de la competición, la joven informa a sus familiares de que su estado ha empeorado y que tenía fiebre. Al día siguiente su madre decide trasladarla a un hospital por su inflamación en la garganta, motivo por el cual también se había aquejado la nadadora. En ese momento la fiebre que sufría la joven no había desaparecido.

Ambas se dirigen de nuevo al domicilio familiar, que abandonarían el día 16 para volver a un recinto médico para contar con la opinión de un profesional. El diagnóstico del especialista concluye que tiene amigdalitis y la garganta inflamada. Desde ese momento Mariana comienza a tener náuseas y el médico le comunica tanto a la madre como a ella que deben de esperar a que le haga efecto el tratamiento.

Al día siguiente, casi al final del día la madre preocupada por el estado de su hija decide llevarla de nuevo al centro médico al centro médico, donde por complicaciones que se desconocen tuvo que ser trasladada a otro centro, en este caso Santa Casa, como informa el diario brasileño Forum

Mariana llega al centro con la presión arterial baja y carencia de oxígeno. Tras una serie de pruebas se determina que la funcionalidad de su pulmón estaba muy deteriorada, y deciden llevarla a la Unidad de Cuidados Intensivos, bajo un diagnóstico de gravedad.

El día 18 permanece intubada bajo el mismo diagnóstico, aunque la médica incide en que su estado es estable. La trágica noticia se produjo el pasado sábado 19. La joven sufrió dos paradas cardiorrespiratorias, siendo la última de estas la que sesgara su vida.

El COVID en menores

Si bien se ha destacado en numerosas ocasiones que el COVID afecta con mayor dificultad a los estratos de la población que sufren una mayor debilidad, este tipo de casos se suman a la veracidad y precaución de medidas que se advierten desde la Organización Mundial de la Salud, o los gobiernos de muchos países.

Coincide la noticia con aquellos que vulneran con mayor regularidad la serie de prohibiciones establecidas. Los jóvenes siguen siendo los que menos caso advierten a la pandemia y aunque sea triste no son ajenos a la devastación que causa la patología.

Aunque sea una etapa en la que los hábitos cotidianos se ven alterados por las restricciones de movilidad, cabe reiterar una y otra vez el llamamiento a la calma que se promulga desde las instituciones gubernamentales. Porque solo de esa manera se podrá volver a una nueva normalidad que permita pasar página y encontrar paz en casos como el de Mariana Ferreira.