Susanna Griso presentando su programa 'Espejo Público'

Susanna Griso descubre en directo la verdad sobre el coronavirus y el Gobierno de Sánchez

La investigadora del CSIC Margarita del Val ha criticado las aglomeraciones del 8-M pero también ha hecho un importante matiz

Durante la crisis sanitaria del Coronavirus en España, la investigadora del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, del CSIC, Margarita del Val, se ha erigido en una de las voces más escuchadas y reputadas, y por eso su valoración sobre la  polémica del 8-M  en el programa de Susanna Griso ‘Espejo Público’, en Antena 3, ha atraído especialmente la atención.

Y es que este tema ha sido en las últimas semanas el centro del debate político y social en España, ya que los sectores conservadores utilizan las marchas feministas del 8 de marzo para acusar de negligencia al Gobierno de España y la izquierda sigue defendiendo que los contagios se produjeron antes y que las concentraciones del Día de la Mujer no tuvieron nada que ver.

Margarita del Val ha zanjado la polémica con sus rotundas declaraciones, en las que asegura que aquellos días no se tenía tanta información sobre la epidemia y que, además, hubo muchos otros actos  que no se cancelaron. Aún así ha criticado la irresponsabilidad demostrada aquellos días en todo esos eventos, muchos de ellos a puerta cerrada. 

«Se podrían haber prohibido las manifestaciones del 8-M, los partidos de fútbol, se podría haber limitado el transporte público, se podrían haber cerrado los  restaurantes, se podría haber evitado montarse en taxi, se podría haber limitado la asistencia a los platós de televisión. No hicimos nada de eso», dijo Del Val ante Susanna Griso en su programa.

La doctora en Bioquímica dio un paso más allá y dijo que «ahora no vale quejarse sólo de una de las actividades, lo siento por ustedes». En su opinión, «nos tenemos que quejar de todas, yo fui a un restaurante y me arrepentí, y el domingo decidí no ir a la manifestación».

‘Es difícil de comprender’

La investigadora cree que ahora tenemos más información que antes y que esto cambia la perspectiva de la polémica, ya que «ahora sabemos que todas las actividades  en sitios cerrados  son muchísimo más transmisoras de la infección de lo que son en sitios abiertos», y que recalcado que «las más graves fueron en espacios cerrados».

Por eso pide poner la atención en no repetir estos errores  de cara al futuro. En cambio, sí ha sido más crítica respecto al lío de las cifras de la pandemia que da el Gobierno, ya que según esta experta «el baile de datos de Sanidad  sobre el coronavirus es algo muy difícil de comprender para cualquier persona» porque «introducen desconcierto».

En su opinión, lo importante de los datos es que se entiendan y, en ese sentido, dice que «se están adaptando las metodologías» y defiende que este era el momento más indicado para hacer toda esa adaptación ya que «es el momento más suave en el que se puede renunciar a tener todos los datos». «Era importante no hacerlo en un momento crítico», concluye.