ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
El excomisario José Manuel Villarejo, a su salida de prisión el 3 de marzo de 2021.

«Guárdalo bajo llave»: Los mails que destapan el gran caso de espionaje de España

Los correos electrónicos demuestran la relación entre varios directivos del BBVA y el excomisario Villarejo

El nombre de José Manuel Villarejo va ligado a decenas de casos oscuros procedentes de las cloacas del Estado. El excomisario de la Policía Nacional, que ingresó en prisión provisional en noviembre de 2017 y no salió de ella hasta hace escasos quince días, sigue pendiente de las investigaciones que se desarrollan alrededor de su tarea desempeñada a partir de los años 80, cuando comenzó a prestar servicios de espionaje a través de una red de empresas que pilotaba, como una agencia de detectives o un despacho de abogados.

Un informe que ya ha llegado a manos de la Audiencia Nacional

Unos supuestos espionajes encargados por parte de políticos, empresarios y organismos públicos y para los que, presuntamente, Villarejo usó información confidencial derivada de su labor como policía. Todo ello se encuentra ahora separado en muchas piezas judiciales, algunas de ellas todavía en fase de instrucción, mientras que algunas ya han llegado a juicio. Fruto de esta odisea judicial en la que se encuentra Villarejo, periodicamente van apareciendo informaciones que, a cuentagotas, permiten tener una idea más concreta de cuáles eran los círculos de poder en los que se codeaba el excomisario policial y sobre qué propósitos trataba con altos empresarios y políticos de nuestro país.

La última de estas informaciones ha aparecido este viernes en los medios y relata la relación de José Manuel Villarejo con el BBVA y varios de los que en su momento fueron sus mandos. En las últimas semanas, la Audiencia Nacional ha conseguido la información clave para comprender el vínculo entre los antiguos dirigentes del banco y Villarejo, que el mismo BBVA puso hace unos meses a disposición policial y judicial y que esta misma semana, la Unidad de Asuntos Internos (UAI) de la Policía Nacional ha cedido a la Audiencia Nacional, según explica 'El Confidencial'.

Entre la documentación a la cual ha tenido acceso la Audiencia Nacional, destacan decenas de mails de altos directivos del BBVA con la empresa Club Excusivo de Negocios y Transacciones —Cenyt—, propiedad de Villarejo. Son casi 50 correos electrónicos que dejan al descubierto quienes eran los dirigentes del banco que mantenían tratos con el excomisario policial y las personas de su más estricto círculo de confianza. Muchos de los mensajes versan sobre el encargo que, en aquellas fechas, recibió José Manuel Villarejo: comprobar si, efectivamente, una investigación interna que se había desarrollado en BBVA, liderada por PwC y Garrigues y Uría, había sido del todo transparente.

Nombres de BBVA implicados en los tratos con Villarejo y Cenyt

Además de algunos detalles sobre este oscuro encargo, el digital destapa también correos electrónicos entre mandos del BBVA que revelan el trato especial que José Manuel Villarejo recibía en el banco. Como si de un VIP se tratara, el entonces comisario de la Policía Nacional era tratado con especial atención a nivel interno. En concreto, el entonces director general de BBVA en Uruguay, Rafael González Moya, explica al jefe de Seguridad de la entidad bancaria cómo ha recibido instrucciones para «tratar bien» a José Manuel Villarejo. El excomisario policial quería abrir una cuenta en este país latinoamericano fruto de «proyectos de inversión» en el país, y González Moya recibió la orden de dispensarle un buen trato.

González Moya relata en el correo que, efectivamente, recibió a Villarejo, le dio las explicaciones oportunas sobre la apertura de la cuenta y, finalmente, el comisario policial aceptó abrírsela. Otro nombre que aparece salpicado es el del jefe de Riesgos de BBVA en España, Antonio Béjar, que ya ha sido investigado en otras piezas del caso Villarejo. «Guárdalo bajo llave», le dijo Béjar a una empleada suya tras recibir un informe enviado por Rafael Redondo, el socio de Villarejo en Cenyt.

Entre los correos electrónicos que acaban de llegar a la Audiencia Nacional hay más nombres: por ejemplo, el de Pedro Bécares, quien fuera director de Recuperaciones del banco en España y Portugal, que estuvo en una reunión con Villarejo sobre Prasa, una de las empresas inmobiliarias presuntamente espiadas por el excomisario para BBVA.

También hay detalles sobre otras investigaciones llevadas a término por parte de Cenyt durante los primeros años de la crisis, justo en el frenazo del sector inmobiliario, como por ejemplo a Fernando Martin, de Martinsa, o Luis Portillo, de Colonial. Finalmente, entre otros nombres de directivos de BBVA, la información también incluye a José Ignacio Delgado, de la asesoría jurídica del banco; Ignacio Pérez Caballero, exdirector de la Red de BBVA España; y Juan Carlos Benito, posteriormente secretario del consejo de BBVA España.

Nuevas informaciones, pues, que dan cuenta de los encargos recibidos por José Manuel Villarejo y su empresa Cenyt para llevar a cabo tareas de espionaje entre grandes nombres del empresariado español. La información de 'El Confidencial' es una más en la larga lista de presuntos implicados en las relaciones del excomisario de la Policía Nacional con altos cargos del sector empresarial y bancario de nuestro país.