Imagen de archivo de Almeida

Madrid marca el camino: Cómo abrirán bares y restaurantes

El Ayuntamiento trabaja en un plan basado en la instalación de cámaras de temperatura y la ampliación de terrazas

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha afirmado en relación a la apertura de la hostelería madrileña que «no podemos seguir demorando la desescalada porque cuanto más tarde, más graves serán las consecuencias». Además, el dirigente del Partido Popular ha asegurado que la capital debe «afrontar de inmediato» este proceso en cuanto se levanten las medidas del estado de alarma impuesto por la crisis sanitaria del Covid-19

Almeida ha expuesto en una entrevista en ‘Antena 3’ que se centrará en dos frentes: dentro del Ayuntamiento de Madrid y sus funcionarios, así como en los sectores productivos, especialmente la hostelería y el turismo.  

Madrid plantea un «proyecto piloto para los grandes centros de trabajo» 

El consistorio madrileño «ya está encargando mamparas» para garantizar la seguridad de los trabajadores y se encuentra «reflexionando» sobre las opciones de teletrabajo y flexibilidad horaria para los empleados. Almeida ha señalado que está desarrollando «un proyecto piloto para los grandes centros de trabajo», que radica en la instalación de cámaras que permitan medir la temperatura de los servidores públicos. 

Por otro lado, el Ayuntamiento se encuentra inmerso «en conversaciones para fijar un marco de actuación que compense a los locales hosteleros» y puedan reabrir cuanto antes una vez lo permitan las autoridades sanitarias. «La reactivación económica se debe hacer de manera inmediata sin poner en riesgo que pueda haber rebrotes», ha confesado el alcalde.  

El Ayuntamiento se plantea la «ampliación de terrazas» 

Almeida ha reconocido que «parece necesario» reducir el aforo de los locales, la garantía de medios de protección para el personal y la instalación de medidas de seguridad como pueden ser mamparas. El alcalde ha comunicado que se «puede plantear la ampliación de terrazas sin perjudicar el descanso de los vecinos»  y, desde el Ayuntamiento están «estudiando» seriamente esta posibilidad. 

Los hosteleros plantearon al Gobierno municipal que «los espacios exteriores serán fundamentales para favorecer el consumo en los locales» si se permite reabrir en junio. Para ello, aseguraban que eran «estratégicas» las 5.323 terrazas autorizadas en Madrid y solicitaban la instalación de áreas de de consumo exterior para más de 13.800 locales que disponen de ellas.