Pablo Iglesias y Pedro Sánchez en la sesión parlamentaria del día 9 de abril de 2020

El sector turístico dice no a la propuesta de Pablo Iglesias en España

La patronal turística Exceltur se muestra muy preocupada por las decisiones del Gobierno en cuanto al sector más importante en la economía española.

El sector turístico es uno de los más afectados por la crisis del coronavirus. Y no solo hablamos de las pérdidas millonarias que ya han sufrido tras la paralización del país, incluyendo las actividades de Semana Santa que tantos beneficios aportan a este sector. 

Hablamos también de las pérdidas que seguirán generando próximamente, a pesar del inicio de la desescalada, y los gastos que tendrán que afrontar en caso de que su actividad se reactive aunque sea con el turismo nacional. 

El  turismo internacional, parece que ya está prácticamente descartado tras las declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que hace una semana desaconsejó a los europeos realizar ningún tipo de reserva para el verano. 

¿Reactivación del turismo para el 2021?

La patronal turística Exceltur se muestra muy preocupada ante las alertas que indican que la actividad del sector  seguirá paralizada hasta el próximo año

«Desde Alberto Garzón hasta Reyes Maroto, pasando por Yolanda Díaz y el propio Pedro Sánchez  han dejado caer subliminalmente y con mensajes ambiguos que el turismo no va a poder volver a la actividad hasta final de año. Y eso sería  letal para el sector» advierte a 'Libre Mercado' el vicepresidente de la patronal,  José Luis Zoreda. 

Si esto sucediera, los cálculos de Exceltur  son escalofriantes: la actividad turística perdería 124.000 millones de euros, el 81,4% de todo el negocio de 2020. 

Las previsiones del sector quizás eran demasiado optimistas, pues como reconoce el vicepresidente de Exceltur confiaban en «abrir en junio al turismo nacional para ya poder encontrarnos con algún turista extranjero en julio». 

Sin embargo, las estimaciones y la falta de previsión del Gobierno en cuanto a la reactivación del sector turístico son consideradas  «apocalípticas»  por el sector. «Ningún sector económico podría resistir estar 10 meses sin facturar  nada sin verse arrasado antes por el camino. Entonces, tendrían que rescatarnos porque  sería el apocalipsis», augura Zoreda. 

Una habitación de hotel
Los hoteleros están muy preocupados por la falta de un plan específico que incluya los protocolos y restricciones que afectarán al sector- | Pixabay

Iglesias apuesta por reducir el peso del turismo 

El turismo es la  primera actividad de la economía española y supera el 12% de nuestro PIB, motivo por el cual la paralización de este sector contribuirá enormemente a la destrucción de empleo. 

Sin embargo, el vicepresidente Pablo Iglesias, en una entrevista concedida a el 'Cuarto Poder'  señaló la necesidad de reducir el peso de este sector en el PIB del país.

«Nuestro país, como cuarta economía de la zona euro, no puede depender de los sectores económicos hegemónicos, como el sector inmobiliario o el turismo. El turismo es fundamental y lo vamos a proteger, pero  nuestro país tiene que diversificar su producción» señalaba el  líder de Unidas Podemos. 

Estas palabras han caído como un jarro de agua fría en el sector turístico, que considera que este no es el momento adecuado para que «subestimen, ninguneen y  desprecien a un sector que está perdiendo 13.000 millones de euros al mes, ni es el momento de plantearnos cuál debe ser nuestro tejido empresarial» respondía el vicepresidente de Exceltur.

Exigencias del sector turístico

Para paliar los duros efectos de esta crisis sanitaria, la patronal del sector turístico exige al Gobierno un «plan específico para el turismo»  que incluya protocolos concretos para el sector y una línea de financiación especial. 

La patronal considera que es «una falta de respeto» que la única medida específica aprobada por el Gobierno para el sector más perjudicado por la crisis y más importante para nuestra economía solo haya previsto 400 millones de euros en avales de préstamos a través del ICO. 

Según señala Zoreda, esta medida es y seguirá siendo insuficiente para un sector que pierde más de 13 millones al mes. «Cuando las tiendas empiecen a abrir, empezarán a vender, pero nosotros, si no vienen turistas,  aunque estemos abiertos, seguiremos sin ingresos».