Una sanitaria toma una muestra de sangre de los test rápidos de Covid-19 que se realiza a los docentes en el Hospital Militar de Sevilla, 28 de agosto del 2020

La decisión de Madrid con todos sus habitantes antes de Navidad

Creen que se si se aplica, se podrá ir a ver los familiares

Madrid sigue con su particular estrategia para conseguir que los habitantes de la comunidad puedan celebrar la Navidad con la máxima normalidad posible. El gobierno de la CAM ha anunciado en más de una ocasión que es una de sus prioridades desde hace semanas y que por eso ha llevado su estrategia en la lucha contra el covid: cierre en las zonas básicas de salud más afectadas y una campaña de cribados masivos a través de tests de antígenos. 

Y esto último podría ser la clave para que Madrid pueda disfrutar de unas fiestas navideñas que no estén tan limitadas por las restricciones. El vicepresidente de la comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha confirmado tienen la intención de que todos los madrileños puedan realizarse una prueba de antígenos para comprobar si tienen o no el coronavirus

«Mi objetivo es que antes de Navidades todos los madrileños puedan hacerse un test antes de ver a sus familias», explicaba Aguado en declaraciones en el plató del programa de La Sexta 'Al Rojo Vivo'. 

Pero para poder hacerlos, ha dejado claro que es necesario que el Gobierno de Pedro Sánchez escuche una de las peticiones que vienen haciendo en las últimas semanas. Exige que se «autorice ya» a «hacer tests en las farmacias», los cuales serían totalmente gratuitos para la población.  Para poder debatir sobre este tema ha pedido al ministro Illa una nueva reunión entre el Grupo COVID-19 que mantienen las dos administraciones.

Insiste en el éxito de los tests masivos llevados a cabo por su gobierno

El vicepresidente madrileño ha vuelto a reiterar que la estrategia que tomó el gobierno de Madrid a mediados del pasado mes de septiembre está dando sus frutos. «La estrategia de hacer test masivos está funcionando». Ha explicado que esta comunidad es solo un ejemplo de los diversos territorios que están escogiendo esta opción a la hora de diagnosticar los posibles casos y que está demostrando que «se está controlando la curva». 

Pese a su deseo es que los madrileños si puedan tener una Navidad lo más familiar posible, Aguado admite que «no van a ser normales». Considera, eso sí, que «seguimos bajando tendremos unas Navidades en condiciones». Ha dejado claro que «yo no quiero tener unas Navidades donde vea a mi familia por Skype, ni tampoco quiero arruinar las campañas de Navidad». 

Él mismo indica que trabajan para que los madrileños puedan reunirse con sus familiares, «quiero ver a mi hermano, quiero ver a mis padres» explicaba, pero volviendo a hacer una llamada a la prudencia. Recordaba la posibilidad de que haya una relajación durante las fiestas. «Nos jugamos mucho» y lanzaba un mensaje recordando que estamos a punto entrar en invierno y que estos, desde el punto de vista sanitario «son complicados». 

Además, ha vuelto a señalar que el hecho que Madrid este actualmente en una tendencia negativa no tiene que implicar que «puedas levantar la guardia». Solicita que se pueda bajar lo curva «lo máximo antes de Navidades». Anima a no mostrarse triunfalista diciendo que ya se ha vencido el virus, recordando que esto no sucederá hasta que llegue la tan esperada vacuna

No solo ha querido lanzar un mensaje de prudencia sobre lo que pueda pasar en las próximas fiestas navideñas. El vicepresidente también ha querido manifestarse sobre la posibilidad que Madrid vuelva a cerrar durante el próximo puente de diciembre. La idea que mantiene el gobierno presidido por Isabel Díaz Ayuso es que todavía es pronto y no hay una decisión tomada. Todo dependerá, explicaba Ignacio Aguado, de «cómo evoluciona la curva» en las dos semanas que quedan hasta esa fecha.