Control de carretera de la guardia civil durante el confinamiento por el coronavirus

Madrid amplia las zonas confinadas aunque se podrá salir en Nochevieja y Reyes

No tendrán restricciones tan duras como en otras semanas, según ha explicado el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero

La Comunidad de Madrid ha vuelto a ampliar las Zonas Básicas de Salud (ZBS) que tendrán restricciones de movilidad desde la medianoche de este lunes 28 de diciembre. Se han añadido dos nuevas en San Sebastián de los Reyes (Reyes Católicos y Quinto Centenario) y otras dos en la capital (Aravaca, en Moncloa, y General Moscardó, en Tetuán). Así serán diez las zonas confinadas la próxima semana.

Así lo han explicado en rueda de prensa el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero; el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Estas cuatro zonas básicas han superado el umbral de la incidencia de los 400 casos por cada 100.000 habitantes. Las restricciones de movilidad durarán catorce días hasta la medianoche del 11 de enero.

La Comunidad mantiene las restricciones en la ZBS de La Moraleja (Alcobendas), a pesar de que sigue una tendencia descendente, ya que «no alcanza el nivel esperado». Las restricciones a la movilidad en estas zonas se mantendrán del 28 de enero hasta el 4 de enero, una semana más.

A estas zonas básicas de salud se les suman las otras cinco que ya tenían: las de Andrés Mellado y Sanchinarro (Madrid), Felipe II y Alcalde Bartolomé González (Móstoles) y Getafe Norte (Getafe). Excepto en La Moraleja, en el resto de zonas con restricciones se aplicarán durante catorce días.

En estos núcleos de población solo se puede entrar y salir por motivos justificados. Los ciudadanos pueden desplazarse por la vía pública dentro de los perímetros del área afectada. Para controlar el cumplimiento de estas limitaciones continúan operativos los dispositivos de colaboración con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Cuáles serán las restricciones en Nochevieja y Reyes 

Para los días 31 de diciembre y el 1 y el 6 de enero no habrá restricción de movilidad de entrada y salida en estas zonas. El aforo en los lugares de culto se fija en un máximo de un tercio mientras que en los velatorios podrán congregarse un máximo de quince personas en espacios al aire libre y diez en el caso de tratarse de lugares cerrados.

Los aforos y horarios de actividad se mantienen como en el resto de la región, por regla general al 50 por ciento. Estas medidas se acompañan de un refuerzo de la prestación asistencial y de la vigilancia epidemiológica en estos núcleos de población, intensificando la detección activa de casos y contactos estrechos mediante un incremento en la realización de pruebas diagnósticas.

Estas zonas representan el 3,4 por ciento de la población madrileña y en ellas se producen el 5 por ciento de los contagios.

Madrid, preparada para la vacunación

Madrid empieza mañana, domingo 27 de diciembre, la campaña de vacunación contra el coronavirus con 1.200 dosis de la vacuna de Pfizer que se suministrarán en tres residencias de mayores de la región.«Todo el trabajo realizado estos días previos nos permite estar preparados para poner en marcha nuestro plan de vacunación de manera inmediata"» ha señalado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

Los primeros en vacunarse serán los mayores y trabajadores de las siguientes residencias: la residencia para personas mayores Vallecas, perteneciente a la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS); Las Azaleas, del grupo ASISPA, en Ciudad Lineal; y Parque Almansa, del Grupo Ballesol, en Moncloa Aravaca.

«Es importante tener presente que la vacuna es parte del principio del fin, pero sigue quedando todavía mucho camino por recorrer», explicaba Ruiz-Escudero. «No podemos relajarnos, no podemos bajar la guardia, ni pensar que esta lucha ha terminado. Sería un error que pagaríamos en los próximos meses dando alas al virus y que no nos lo podemos permitir», insistía en este sentido.