Gente caminando por la Calle Preciados de Madrid

Madrid amplía sus restricciones: 8 zonas más confinadas para Reyes

El resto de zonas que ya estaban confinadas mantienen sus restricciones

La Comunidad de Madrid está siendo una de las comunidades más afectadas por la avanzadilla de la tercera ola de Covid-19 en España, como ya ocurrió con la segunda, y el gobierno regional no quiere permitir que la situación se descontrole tanto como en septiembre y octubre. 

Por esa razón, esta semana se vuelven a ampliar las zonas básicas de salud con restricciones a la movilidad que entrarán en vigor el próximo lunes, 4 de enero, afectando de lleno a la Noche y el Día de Reyes. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Estas nuevas zonas confinadas de forma perimetral serán Marqués de la Valdavia y Alcobendas Chopera (Alcobendas); Las Olivas y Aranjuez (Aranjuez); San Fernando y Los Alperchines (San Fernando de Henares); Virgen del Cortijo (Hortaleza, Madrid); Torrelodones y Hoyo de Manzanares; Ciempozuelos, Navalcarnero, Algete, Mejorada del Campo y Villarejo de Salvanés. 

Con estas adiciones, la Comunidad de Madrid tendrá un total de 5 municipios y 18 zonas básicas de salud cerradas perimetralmente a partir del lunes, por lo que estará prohibido entrar o salir de estas zonas salvo por causas debidamente justificadas.

Así lo ha comunicado en la habitual rueda de prensa la directora general de Salud de la Comunidad de Madrid, Elena Andradas, junto al consejero de Sanidad de la región, Enrique Ruiz Escudero. Andradas ha explicado que Madrid ya se encuentra por encima de los 400 casos de incidencia acumulada cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, razón que ha llevado a la Comunidad a endurecer sus restricciones.

Las nuevas zonas confinadas lo estarán, como mínimo, durante 14 días, hasta el 18 de enero; mientras que el resto de zonas que ya estaban confinadas lo van a seguir estando una semana más, hasta que se revisen esas limitaciones la próxima semana. 

Escudero, por su parte, ha explicado que «el aumento de la incidencia acumulada nos mantiene alerta y es previsible que sigan subiendo tras las fiestas navideñas. Por este motivo se adoptan nuevas medidas en zonas básicas de salud. Todavía es pronto para saber si se trata de una ola o un repunte por el aumento de las reuniones sociales por ambientes festivos».

Lo que sí se sabe es que Madrid superó el 31 de diciembre los 400 casos por cada 100.000 habitantes, y que en los últimos días cambió su modelo de asignación de positivos por Covid-19, que hasta ahora hacía que muchos casos se adjudicasen más tarde, lo que hacía que la información del día anterior fuese un espejismo sobre la imagen real de la pandemia en la región.

Este hecho se ha corregido en los últimos días y ahora casi todos los casos que se notifican pertenecen a las últimas 24 horas, lo que ha hecho que esta cifra se haya disparado en la región y, con ella, la incidencia. Así, el mismo día 31, Madrid notificó más de 6.000 casos nuevos en 24 horas, casi el doble que Cataluña, la siguiente en la lista.

Madrid detecta 9 casos de la cepa británica y estudia 30 más

Elena Andradas ha explicado también durante la rueda de prensa que el número de casos confirmados de Covid-19 en la región por la nueva cepa del coronavirus, la británica, ya ha ascendido hasta los nueve casos, y que hay otros 30 más en estudio.

Antonio Zapatero, viceconsejero de Salud Pública que también ha asistido a la rueda de prensa, ha reconocido que «hay un alto nivel de transmisión en la Comunidad» y ha avanzado que la región ha elaborado un plan de detección precoz de la nueva variante para intentar impedir que se extienda demasiado y se vuelva la mayoritaria, como ha ocurrido en Reino Unido, ya que es un 70% más contagiosa que la original y podría llegar a obligar a revisar muchas de las restricciones generales que se aplican en Madrid, y en España, desde el inicio de la pandemia

En ese sentido, Zapatero ha indicado que la región ya está haciendo muestreos a personas que han llegado en las últimas semanas procedentes de Reino Unido, y ha querido insistir en que la mejor forma de controlar el virus, también esta nueva cepa, es mantener las medidas de seguridad vigentes como el lavado de manos, una buena ventilación, mantener una distancia social mínima y el uso de mascarilla