Una mujer mayor cuenta monedas

Miles de madres verán reducida hasta un 73% su ayuda en la pensión

El complemento se percibirá en base a una cuantía fija por hijo y no en porcentaje

Hace tan solo una semana se aprobaba en España el nuevo complemento para reducir la brecha de género en las pensiones, una actualización del complemento de maternidad. Con su entrada en vigor las madres que opten a la ayuda de jubilación —algunos padres también— tendrán una cierta bonificación económica. Pero no todo lo que engloba a la nueva medida tiene consecuencias positivas.

En un principio la ley establece que las madres que tengan un hijo y una renta muy baja, o los padres que cumplan los requisitos específicos serán los grandes beneficiados. Mientras que una persona con un sueldo medio y dos hijos o más puede llegar a perder hasta una cuantía de 250 euros al mes.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La medida será percibida por las mujeres que hayan tenido uno o más hijos, cuestión que en la normativa anterior solo se barajaba a partir del segundo infante. También establecer que los hombres podrán percibir esta bonificación, aunque no ocurrirá de forma conjunta y tendrán que solicitarlo expresamente. Los varones deberán cumplir además una serie de condiciones especiales.

En el caso de que ninguno de los dos miembros de una familia en el ámbito más tradicional haya visto su carrera laboral, en un primer momento el complemento recaerá en la mujer. En caso de que ambos progenitores sean del mismo sexo, la ayuda será percibida por el que tenga una pensión total menor.

¿A cuánto asciende la bonificación?

El nuevo importe se percibe a través de una cantidad fija, y no en un porcentaje como ocurría con el anterior. El complemento de maternidad incluía un 5% para dos hijos, un 10% para tres y a partir del cuarto, una cuantía alrededor del 15 por ciento. 

Con la nueva ley se percibirá un total de 378 euros anuales por cada hijo hasta un límite de cuatro, es decir, que el máximo será de 1.512 euros al año repartido entre 14 pagas. Lo que suma una cantidad total de 27 euros por hijo. Esta ayuda se incrementará cada año en el mismo porcentaje que las pensiones contributivas. 

¿Una ventaja o un recorte?

Como en la mayoría de acciones de carácter legislativo existen beneficiarios y afectados, en este caso hay una serie de colectivos que perderán dinero a causa de la nueva acción. En el plano positivo se sitúan aquellas madres y padres que solo tengan un hijo y quienes se jubilen de manera anticipada, ya que antes no tenían derecho a esta bonificación. En carácter general, la nueva modalidad beneficia a las pensiones más bajas, al tratarse de una cuantía fija y no un porcentaje.

En caso de que se tengan dos o más hijos el balance final dependerá de la renta, ya que los que perciban un menor ingreso estarán más beneficiados. De esta forma, las madres con dos hijos y una pensión de menos de 1.100 euros verán mayor beneficio, pero perderán los que cobren más que esta cuantía.

El rediseño de este complemento requiere que los hombres que lo puedan cobrar, ya que hay que recordar que en un primer plano se destina solo a mujeres, deben percibir un salario menor que la madre. Además, tienen que haber permanecido más de cuatro meses sin cotizar en los nueve anteriores al nacimiento o adopción. 

También se incluyen aquellos cuya suma de las bases de cotización de los dos años anteriores a que venga al mundo el infante sean inferiores al 15%. Los viudos también tendrán derecho a solicitar la medida siempre y cuando uno de los jóvenes perciba la pensión de orfandad. No se reconocerá al padre que haya sido condenado por violencia de género contra la mujer o sus hijos, tampoco el que haya perdido la custodia de los mismos.