Victoria Gallardo, en coma por coronavirus, y su marido Armando

Una madre de 33 años, en coma por coronavirus tras contagiarse sus 5 hijos

Victoria Gallardo está en estado crítico, pero su marido no se rinde y ha hecho un llamamiento en Facebook

Si alguna cosa no ha cesado desde que empezó la pandemia son historias familiares que ponen la piel de gallina. Esta vez la dureza del coronavirus nos lleva hasta Texas (Estados Unidos), donde una madre de 33 años se debate entre la vida y la muerte. Se trata de Victoria Gallardo, que ahora mismo se encuentra en coma inducido y luchando por su vida después de contagiarse de Covid, según ha avanzado 'ABC7'. 

El respeto por las restricciones y la correcta aplicación de las medidas de seguridad recomendadas no han evitado que esta familia de siete miembros se encuentre ahora en una angustiosa situación, temiendo por la vida de la madre. Armando, el marido de Victoria, asegura que siempre han usado mascarilla y han respetado la distancia socia

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Todo empezó con el contagio de una de las hijas de la familia estadounidense, su niña de 9 años. Supieron que la menor había contraído el virus cuando empezó a mostrar síntomas en el colegio. Finalmente, toda la familia acabó contagiada: madre, padre y sus cinco hijos, entre ellos su recién nacida, que tenía en ese momento tan solo 11 días de vida. Pero el coronavirus golpeó más fuerte que a ninguno a la madre, Victoria, que desarrolló fiebre muy alta. «No quería comer y dormía mucho», explica su marido al medio citado. Todos fueron mejorando, al contrario que ella, que solamente empeoraba.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Llamamiento desesperado de su marido en Facebook

«Me rompe el corazón cuando el médico dice que no pueden hacer nada más», confiesa Armando, en un sin vivir pasando los días con la confianza que Victoria pueda recuperarse. «No nos vamos a rendir», añade. Y es que, insiste, «es muy difícil ver a tu ser querido así». Además, Victoria no presentaba problemas de salud previos que pudieran agravar sus síntomas de coronavirus.

«Esta semana ha sido muy difícil y he estado en reuniones con innumerables médicos, incluidos los médicos. Estamos a la espera de que se tome la decisión final de si Victoria será candidata para el ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea). La semana que mi esposa fue intubada no era candidata porque no estaba tan enferma, a principios de esta semana no era candidata porque estaba demasiado enferma. Aquí estamos esperando que se tome una decisión para determinar si la pondrán en una máquina ECMO», explica Armando en Facebook.

ECMO, según aclara, no es un plan de tratamiento, sino que solo «ayuda a que los pulmones se recuperen hasta que posiblemente pueda recibir un trasplante de pulmón». Además, según se desprende de sus palabras, se deben cumplir muchos requisitos para ser candidato al trasplante. «Dejaremos esta decisión final en manos de Dios. Si él la quiere en ECMO, entonces ese es su plan, y si se rechaza por tercera vez, es porque tiene otros planes», escribe el marido.

«No tiene problemas de salud, no hay condiciones subyacentes. Entró a la UCI y se encuentra en estado crítico», explica su marido, que ha hecho un llamamiento en Facebook para que cualquier persona del campo de la medicina que crea poder ayudar a su mujer se comunique con él. Está claro que Armando está haciendo todo lo que está en su mano para que su mujer se salve y siga con él y sus cinco hijos. Asegura haber presionado a los médicos y haber investigado mucho, pero es consciente que los pulmones de su mujer están gravemente dañados. 

«Continuaré orando, me mantendré fuerte, tendré fe y la dejaré en las manos de Dios. Dios es quien toma las decisiones en última instancia, es el gran médico y tiene la última palabra. Gracias a todos por sus mensajes, apoyo y oraciones. Les pido que continúen orando por nuestra familia», acaba Armando en su escrito en Facebook. Y no se olvida de dar un consejo importante a los ciudadanos. «Sugiero que la gente siga usando mascarillas», pide, en la línea de la precaución que piden las autoridades sanitarias en todo el mundo, ante una pandemia que aún no ha cesado y sigue dejando tristes historias a su paso.