Collage de Oreanna Myers y sus hijos

Una madre de solo 25 años acaba con la vida de sus 5 hijos pequeños

La mujer dejó escritas tres cartas donde confesaba haber matado a los niños

Estados Unidos ha vuelto a vivir un acontecimiento trágico. Oreanna Myers, una mujer de 25 años, ha matado a sus tres hijos y a sus dos hijastros, ha quemado su casa y después se ha suicidado con un arma de fuego. 

A pesar de que los hechos no han trascendido hasta ahora, el terrible suceso tuvo lugar el pasado 8 de diciembre. Según la información que han proporcionado los medios locales, el equipo de bomberos de Williamsburg, en Virginia Occidental, recibió una llamada de alerta sobre las 16:00 horas por el incendio de una vivienda. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Cerca de la casa encontraron el cuerpo sin vida de Oreanna Myers con un disparo en la cabeza y un arma de fuego al lado. Los cadáveres de los cinco niños, todos menores de 7 años, fueron encontrados algunas horas después dentro de la casa. 

«Siento no haber sido lo suficientemente fuerte»

En la escena del crimen también hallaron el vehículo familiar y en el interior del coche tres cartas escritas a mano metidas dentro de una bolsa para congelar.  

En una de estas misivas, que la mujer decidió titular como 'Mi confesión', relató todo lo que sucedió aquel trágico día y confesó haber matado a los cinco menores. «He disparado a todos los niños en la cabeza. He prendido fuego la casa. Me he disparado en la cabeza», escribió Oreanna Myers. 

«Lo lamento. La salud mental es algo serio. Espero que algún día alguien ayude a otras personas como yo. La salud mental no es algo con lo que bromear o que se deba tomar a la ligera. Cuando alguien suplica o clama pidiendo ayuda, por favor, ayúdenle. Podrían salvar una o más vidas. Gracias». 

En otra de las cartas, la mujer le pidió perdón a su madre. «Lo siento. Esto no es culpa de nadie. Mis demonios me ganaron y ya no hay vuelta atrás. Siento mucho no haber sido lo suficientemente fuerte». 

«Lo único que vas a tener cuando vuelvas son cadáveres»

Según las declaraciones de Bruce Sloean, el alguacil del condado de Greenbrier, Oreanna Myers padecía depresión y aquella semana estaba molesta porque su marido, Brian Bumgarner, iba a permanecer fuera durante unos días. 

El día que mató a los niños, la mujer le envió un desgarrador mensaje a su esposo. «No te preocupes más. Lo único que vas a tener cuando vuelvas son cadáveres. Que elijas el dinero en lugar de mi depresión demuestra lo que soy para ti. A nadie le importa, ¿por qué debería importarme a mí». 

El 8 de diciembre de 2020, Oreanna Myers recogió a los dos niños mayores en la parada del autobús al final de la jornada escolar. Tan solo una hora después de ese momento, un vecino alertó a los bomberos del fuego en la casa de la joven de 25 años. 

Los cuerpos de las víctimas fueron hallados en el interior de la vivienda. Sin embargo, no fue una tarea fácil porque la residencia sufrió grandes daños. Los restos mortales de tres de los niños no fueron encontrados hasta el 9 de diciembre. 

Los cadáveres de los cinco menores presentaban heridas de bala en la cabeza, pero no fueron hechos con un arma automática. Oreanna Myers recargó los cartuchos de la pistola entre cada disparo.

Las desgarradoras palabras del padre de los niños

Por su parte, Brian Bumgarner ha usado sus redes sociales para agradecer a sus amigos y a sus familiares el apoyo en este momento tan complicado. «No puedo hablar con todos vosotros, es un momento verdaderamente oscuro, siento que podría caer y todos vosotros me atraparíais». 

«Este es mi consejo. Abraza a todos los que amas con más fuerza. Nunca dejes a alguien en una discusión. Di te quiero demasiado. Saca muchas fotos con tus seres queridos. Nunca se sabe cuándo será la última vez que los veas».