Montaje de fotos de Luno y el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas

Luno, el perro que lleva días retenido en el aeropuerto de Barajas

Luno viajó desde el otro lado del charco y no ha podido concluir su viaje

Han pasado más de diez días desde que Luno aterrizó en Barajas junto a su dueña. A su llegada a España, este perro tenía una prueba antirrábica negativa, pero no microchip. En su país de origen, Costa Rica, no es obligatorio y, a pesar de tener la cartilla sanitaria en orden, está retenido en el aeropuerto madrileño.

Luno no puede entrar legalmente al país

Desde el pasado 14 de marzo, Luno vive en la aduana del aeropuerto de Madrid. Le fue denegada su entrada al país por no tener microchip y allí continúa aislado. No se le permite la compañía de su dueña y aguarda dentro de una jaula a que las autoridades tomen una decisión sobre su situación.

Desde el equipo legal del Partido Animalista están colaborando junto con los servicios jurídicos de la Asociación para la Gestión Ética y Responsable de Animales Abandonado (AGERAA).

Plano del interior del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas
Luno permanece en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas | Europa Press

Desde PACMA señalan que “por un error en el abordaje en el país de origen y desconocimiento por parte de su titular, salió del mismo sin la identificación mediante microchip”. Desafortunadamente, esta situación la veterinaria del aeropuerto la “abordó denegando la entrada del animal al país y reteniéndolo en aduanas”.

El Ministerio de Agricultura y la Subdirección General de Acuerdos Sanitarios y Control de Fronteras han prohibido a Luno entrar en el país sin tener en cuenta “alternativas”. Estas están “previstas en el Reglamento Europeo de transporte de animales de compañía”, señalan desde PACMA.

Luno, el perro que lleva días atrapado en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas
Luno no puede entrar en el país sin microchip | PACMA

Desde que se retuvo en aduanas al can, una de las propuestas fue sacrificarlo, pero se rechazó “abordando la vía legal”. Ahora se ha propuesto su reexpedición.

Su deportación no es una buena opción

Lo cierto es que la deportación de Luno a su país de origen, Costa Rica, no es una opción viable. El animal no tiene quien lo reciba al otro lado del charco. Esto obligaría a su dueña a viajar con él, lo que atenta contra sus derechos como ciudadana española y comunitaria. 

“Luno está siendo atendido en cuanto a necesidades básicas por el personal del aeropuerto, pero se encuentra aislado, como si fuese mercancía, y sin contacto con su titular o ninguna otra persona conocida”, explican desde PACMA.

Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas vacía
Luno no puede volver a Costa Rica si no es con su dueña porque no tiene a nadie allí | Jesús Hellín / Europa Press

Los requisitos para viajar con animales son muy diversos en función del país. Desde PACMA insisten en que “los perjudicados son los animales en caso de imprudencias”.

Es crucial ser precavido e informarse formalmente a la hora de viajar en avión. Hay que tener mucho cuidado especialmente cuando se trata de vuelos internacionales. 

El Partido Animalista insiste en que existen medidas alternativas de transporte de mascotas que ofrecen los Reglamentos Europeos. No obstante, todo apunta a que las autoridades competentes todavía no las han tenido en cuenta.

“Instamos al Ministerio de Agricultura para resolver esta y otras situaciones y evitar desenlaces fatales que deriven en padecimientos totalmente innecesarios para los animales y sus familias”, concluye el partido.

En la web Change.org se están recogiendo firmas para ayudarle. Casi 12 000 personas ya han firmado la petición para revisar la situación de Luno cuanto antes.

Por el momento, habrá que esperar para ver que le depara el futuro a este perro atrapado por culpa de la vía legal en el aeropuerto de Madrid. Y es que su dueña no puede reunirse con él a menos que decida regresar junto a Luno a Costa Rica de nuevo.

▶️ Españoles huyen al extranjero para repostar en gasolineras más baratas