Lucia DeClerck celebrando su 100 cumpleaños

Lucía, de 105 años, cuenta su secreto para superar la gripe española y el covid

La mujer ha vivido dos guerras mundiales y dos epidemias

Lucia DeClerck tiene 105 años y es la anciana más mayor en su residencia de Nueva Jersey (Estados Unidos). Pese a su avanzada edad, ha conseguido superar dos guerras mundiales, la gripe española y el coronavirus. Algo que ha podido lograr gracias a un valioso truco que ha compartido en una entrevista que le ha concedido a 'The New York Times'. 

La mujer se enteró de que se había contagiado de Covid-19 el mismo día de su cumpleaños, el 25 de enero, 24 horas después de recibir la segunda dosis de la vacuna de Pfizer.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Al principio se asustó, pero afortunadamente mostró pocos síntomas y en dos semanas ya estaba de vuelta en su habitación de la residencia Mystic Meadows Rehabilitation and Nursing. «Al principio estaba un poco aprensiva, un poco asustada, pero dijo: 'Dios me protegerá'», ha explicado Michael Nieman, el administrador de la residencia. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El truco de Lucia DeClerck para una buena longevidad

Lucia DeClerck confesó en la entrevista con el medio norteamericano que su secreto para una buena longevidad era rezar, pero que para superar el coronavirus también podía haber tenido algo que ver una rutina que sigue todas las mañanas. 

La mujer come nueve pasas empapadas en ginebra todos los días después de levantarse y lo ha hecho durante la mayor parte de su vida. 

«Llenas un frasco de ginebra e introduces las pasas y las dejas reposar durante nueve días, después tienes que comer nueve al día», ha explicado Lucia DeClerck a 'The New York Times'. Además, la mujer también ha confesado que toma jugo de aloe directamente del brick y que se cepilla los dientes con bicarbonato de sodio. 

Sus hijos y sus nietos han recordado este ritual como uno de los encantadores hábitos de toda la vida de la mujer. «Simplemente pensábamos: '¿Abuela, ¿qué estás haciendo? Estás loca'», ha señalado una de sus nietas.

Pero parece que su truco ha funcionado y ahora su familia, compuesta por sus dos únicos hijos con vida, cinco nietos, doce bisnietos y once tataranietos, ha decidido seguir su consejo y han empezado a tomar las pasas. 

«Ahora todos nos hemos apresurado en conseguir frascos y pasas amarillas y estamos intentando ponernos al día», ha confesado una de sus nietas, Shawn Laws O'Neil'. Y han bautizado a la mujer como «la jefa de 105 años que ha conseguido patear al Covid». 

La residencia Mystic Meadows Rehabilitation and Nursing de Nueva Jersey asila a 62 personas mayores y Lucia DeClerck es una de las residentes que ha contraído el virus, pero a diferencia de otros compañeros que han fallecido o han necesitado cuidados paliativos, ella consiguió superar el coronavirus con creces.

«Estábamos muy preocupados», ha relatado uno de sus hijos, Phillip Laws, de 78 años. «Pero ella tiene una tenacidad que es increíble. Tuvo el rosario junto a ella todo el tiempo». 

Su historia ha conseguido conmocionar a todo el mundo y dar esperanzas sobre la posibilidad de superar el virus que ha provocado una pandemia. El pasado lunes, 22 de febrero, el gobernador Philip D. Murphy, le llamó personalmente para interesarse por su estado de salud. «Qué conversación tan edificante», señaló el político en una rueda de prensa sobre el SARS-CoV-2. 

Dos guerras mundiales y dos epidemias

Lucia DeClerck nació en Mau, Hawaii, en 1916. Su madre era guatemalteca y su padre español. La mujer vivió la pandemia de la gripe española, dos guerras mundiales y la muerte de tres maridos y un hijo.

Se estableció en Nueva Jersey a finales de la década de los años 70 y allí vivió con su hijo mayor, Henry. Cuando cumplió 90 años se mudó a una comunidad para adultos, pero en 2017 tuvo que ingresar en la residencia Mystic Meadows Rehabilitation and Nursing tras sufrir una caída.

Lucia acaba de cumplir 105 años y ha conseguido superar con creces las dos guerras mundiales y los dos pandemias que ha vivido.