Primer plano de la bola de la loteria de el Gordo de navidad, sujetada por la mano de un niño de San Ildefonso

La Lotería de Navidad se verá 'seriamente afectada' por el coronavirus

A estas alturas los loteros han vendido mucho menos que otros años

Las fechas navideñas están a la vuelta de la esquina y con ellas uno de los días más esperados de todos los años, el del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad. La alegría, la ilusión y la esperanza llenan esta fecha tan necesaria sobre todo en este 2020. Y es que con la crisis sanitaria y económica, derivada de la pandemia del Covid-19, los españoles tienen los ánimos por los suelos. 

El pasado año la empresa pública Selae alcanzó una facturación de 2.905 millones, un 3,09 por ciento más que el año anterior, todo un récord para las ventas. Y es que fue el mejor ejercicio desde la recuperación tras la crisis económica que se inició en 2014.

Desplome de las ventas

Sin embargo, este año 2020 todo apunta a que la crisis del coronavirus truncará esta evolución positiva de las ventas de lotería general y del Sorteo de Navidad en concreto. 

Este año muchas empresas y negocios se han visto obligados a echar el cierre, muchas personas han perdido su trabajo y entre quienes lo mantienen hay incertidumbre por saber qué va a suceder. Quizá por eso ahora los gastos se reservan para lo estrictamente necesario.

Los loteros de las Asociaciones Provinciales de Administradores de Lotería, Anapal, ya comunicaron el pasado mes de octubre unas cifras de venta «desalentadoras». Y es que ha habido un descenso del 30 por ciento en la compra de décimos en comparación con el año anterior.

Esto tiene que ver en gran parte con las medidas restrictivas tomadas para evitar la expansión de virus. Lugares que funcionan como un gancho para el sorteo navideño como los clubes deportivos, las empresas o las organizaciones sociales este año no tienen apenas actividad. Por eso, desde Anapal aseguran que estos escenarios son «muy preocupantes y no registran el volumen de años anteriores, con una caída del 50 por ciento».

Con este desplome de las ventas a colectivos y empresas que tradicionalmente compran y reparten participaciones para optar a ganar El Gordo de Navidad, los loteros advierten que las arcas del Estado dejarán de ingresar 1.200 millones de euros:

«Con estas cifras reales de las ventas durante el período post confinamiento y la previsión de ventas del Sorteo de Navidad, podemos concluir algo que ya avisábamos: nuestra campaña más importante va a verse muy seriamente afectada por la crisis del coronavirus. Y lo que es peor, corre grave riesgo la aportación a las arcas públicas de los beneficios que reportan esos más de 1.200 millones de euros en ventas».

Para aumentar las ventas los loteros proponen mejoras en el sistema de gestión del Sorteo de Navidad como la posibilidad del pago de participaciones de lotería en las administraciones o la gestión de números abonados. Además facilitar el pago de los premios adquiridos en las compras online en las administraciones de lotería sería también bastante favorable.

Una alegría para este 2020

Lo que está claro es que para hacerse con uno de los ansiados premios de la lotería navideña hay que comprar y, sobre todo, tener suerte. Y es que pocos son los afortunados que tienen en su cartera el número del famoso Gordo de navidad. Cada uno de estos décimos está premiado con 400.000 euros.

No obstante, no hay que desilusionarse si no toca el Gordo, siempre queda la opción de llenarse los bolsillos con otros de los premios que también vienen bien en este año tan complicado para todos.

Los 125.000 euros al décimo del segundo premio también son muy apetecibles. Los 50.000 euros del tercero y los dos cuartos de 20.000 también dan alegría a quienes se hacen con ellos. Y los ocho quintos de 6.000 euros servirán para tapar algún que otro agujero en este atípico año.