Logan Gagnier

La extraña muerte de un niño de 9 años mientras dormía: 'con el corazón roto'

Logan Gagnier no tenía patologías previas ni se han encontrado indicios de criminalidad

El sábado por la mañana los familiares del pequeño Logan empezaron a despertarse, y se extrañaron por su ausencia. Cuando fueron a despertar al niño de 9 años se dieron cuenta de que había muerto mientras dormía. Un caso que resulta muy extraño, porque no tenía patologías previas conocidas.

La muerte de Logan Gagnier en Utah (Estados Unidos) el pasado viernes ha causado una gran consternación. El menor había pasado el viernes con su familia con total normalidad. Su tío ha explicado a Fox que nada hizo presagiar el trágico desenlace, descubierto a la mañana siguiente de forma casual.

La familia se consuela ahora recordando los buenos momentos al lado de su pequeño. Pero en el fondo de su corazón permanece un gran dolor, sobre todo al no poder entender el por qué de la muerte del niño. Los médicos apuntan a que se trata de una muerte súbita, que se produce normalmente durante el sueño.

Lo encontró su hermana mayor

“El sábado por la mañana la casa empezó a despertarse y la madre se preguntó dónde estaba Logan”, relata el tío del menor fallecido. Según cuenta, “fueron a despertarle pero desgraciadamente había muerto durante la noche”. Este familiar confirma que “no tenía ninguna enfermedad ni ningún trauma”.

Familia de Logan Gagnier
La familia de Logan, rota por la muerte del pequeño | Cedida

“Mi mundo se ha detenido en un instante”, publicaba la madre de Logan poco después de la tragedia. Según ha explicado, pensaba que su hijo se había quedado haciendo el remolón en la cama. La madre ordenó a otros de sus hijos que fuera a despertar a su hermano, y entonces se descubrió la tragedia.

“Mi hija mayor corrió escaleras arriba para ver si todo estaba en orden, y fue cuando lo encontró inconsciente”, relata el padre, Garth Gagnier. “Hacía horas que nuestro niño se había ido”, explica entre lágrimas. Toda la familia se encuentra sin respuestas, ya que no había ningún aviso sobre la salud de Logan.

‘Nuestros corazones están rotos’

Los resultados preliminares de la autopsia no ofrecen ninguna conclusión convincente sobre el motivo de la muerte. “Es muy extraño”, dice su padre, “era un niño sano y muy activo y estamos confundidos y frustrados”. Les queda el consuelo de que “a pesar de su corta vida, la vivió disfrutando al máximo”.

Logan era un enamorado del fútbol americano y defendía con pasión los colores del BYU Cougars. Le gustaba pasar el tiempo en familia y llenaba la casa de sonrisas y buen ambiente. “Nuestros corazones están rotos, pero sabemos que fue recibido en el cielo por los ángeles”, escribió su tío.

Logan Gagnier
Logan era muy aficionado al fútbol | Cedida

“Si hay un campo de fútbol en el cielo, hoy está haciendo muchos touchdown y tomándose un descanso comiendo Oreos y Doritos”, ha añadido. También ha pedido oraciones para la familia, “que está luchando para vivir con ese vacío en el hogar y en su corazón”. Han abierto una campaña para conseguir fondos para el funeral.

Homenaje de sus amigos

La escuela Mountain Trails Elementary donde estudiaba el pequeño Logan también se ha volcado con la causa. Este lunes celebraron un acto en su honor, e hicieron un llamamiento a las familias que quisieran participar en el evento. Sus compañeros ataron cintas con los colores favoritos de Logan (naranja y azul).

Además de ser un niño muy alegre, Logan tenía una gran generosidad y siempre quería ayudar a los demás. “Tenía mucho para ofrecer”, recuerda su padre lamentando que ya no lo podrá hacer más. “cuando los demás están obsesionados en las diferencias, él trataba a los demás como seres humanos”, añade.

▶️ Pau, el maestro español de 34 años hallado muerto a miles de kilómetros de casa

“Pienso que lo que Logan querría que destacamos de él es precisamente eso, su capacidad de ayudar y amar a los demás”, afirma. El entorno del chaval consideran que la suya es una gran pérdida, por todo aquello positivo que aportaba a los demás. Los médicos siguen investigando su extraña muerte.

Una muerte muy extraña

El síndrome de muerte súbita infantil es el fallecimiento repentino de un niño por causas que no se pueden explicar. Lo que sucede es que este tipo de muertes se producen sobre todo en bebés de menos de un año. No es nada normal que se produzca en infantes más crecidos, como el caso de Logan.

La explicación podría estar en una enfermedad congénita del corazón que no le hubieran detectado hasta ahora. Pero de momento los resultados preliminares de la autopsia no han logrado identificar ningún problema de este tipo. El niño tampoco tenía enfermedades previas, ni estaba enfermo cuando murió.

Le seguirán haciendo pruebas para detectar el origen del problema que provocó la muerte. La policía se encuentra al mando de la investigación, y descartan casi por completo que se trate de una muerte criminal. No había en el cuerpo de Logan rastros de violencia, ni han encontrado sustancias sospechosas.