La madre de la bebé atropellada en el seperio de su hija

El llanto de la madre de la bebé atropellada en el sepelio '¡Mi hija! ¡Me la han mat***!'

La pequeña fue arroyada por un vehículo mientras iba de paseo en su carrito

El pasado martes 24 de noviembre, tuvo lugar el entierro de la bebé de diez meses que falleció tras ser atropellada el lunes en un paso de peatones de Castilblanco de los Arroyos, Sevilla, por un conductor que dio positivo en tres tipos de drogas distintos. La madre de la pequeña, Ana, le ha dado el último adiós a su hija completamente desgarrada. 

Al sepelio de la menor acudieron todos los vecinos de la localidad, mostrando su apoyo a la familia y el gran desconsuelo que ha provocado la defunción de Manuela.

La ceremonia tuvo lugar en la iglesia del pueblo y la madre de la bebé se despidió de su hija totalmente rota de dolor y entre lágrimas lamentaba la muerte de la niña.

«¡Mi hija! ¡Me la han matado!», se derrumbaba Ana. «¿Dónde va a estar metida, Dios mío? ¿Dónde? ¡Explícamelo! ¡Explícamelo! Explícame esto, por Dios». 

El 'Varita' ha pedido disculpas públicamente

El accidente sucedió el pasado lunes en la localidad de Castilblanco de los Arroyos, cuando una madre empujaba el carrito de bebé con su hija, de tan solo diez meses, dentro.

Mientras estaban cruzando un paso de cebra, un BMW que iba a gran velocidad, y que había adelantado a otros dos vehículos parados, se llevó por delante el cochecito de la niña, provocando que Manuela saliera disparada a unos 40 metros del lugar y que Ana sufriera lesiones leves. El conductor del vehículo se dio a la fuga. 

El culpable, identificado como José María V. V., más conocido como el 'Varita', fue detenido unas horas más tarde gracias a la declaración de Jessica Romero, una testigo del accidente, que pudo ver la matrícula del turismo. La hija de esta mujer es compañera de la hermana mayor de la víctima. 

El joven de 25 años dio negativo en el test de alcoholemia, pero resultó positivo en tres tipos de estupefacientes diferentes. Mientras lo detenían, pidió disculpas públicamente y explicó que le «falló el pie del freno» y que atropelló «sin querer» el carrito en el que iba la pequeña Manuela. 

«Pido disculpas a los familiares. No ha sido queriendo. Me falló el pie del freno y arrollé sin querer a esa criatura. Estoy muy arrepentido», explicó a los medios de comunicación. 

«Se ha llevado por delante a la criatura y a la familia»

El padre del joven, Francisco Vara, también está muy afectado por lo que ha sucedido. «Después del accidente llegó a casa llorando, diciendo que había atropellado a una niña. Llamé al 112». 

«A mí lo único que me da pena es la criatura que se ha llevado por delante y a la familia», señalaba entre lágrimas a 'Canal Sur'.

El hombre ha contado que cuando vio a su hijo él le dijo «que había atropellado a una niña con un carrito y que llamara a la Guardia Civil. Llamé al 112 yo». 

«Cuando llegó aquí estaba muy nervioso», siguió relatando el padre del joven. «Que llamara a la Guardia Civil, que llamara a la Guardia Civil». Francisco Javier terminaba su declaración repitiendo que su hijo «se había cargado a la familia» de la pequeña Manuela.

El juez decidirá el futuro del culpable

El 'Varita' cuenta con un gran historial delictivo, con numerosos antecedentes por robos, asuntos con las drogas, malos tratos, contra el orden socioeconómico, por amenazas y por allanamiento de morada. 

Tal y como relató 'Europa Press', el joven fue trasladado de vuelta a las instalaciones del Instituto Armado en el municipio sevillano de La Rinconada, tras su comparecencia en la sede judicial. 

Ahora, ha pasado a disposición judicial, mientras la Policía Local de Castilblanco de los Arroyos ultima las diligencias para que sea el juez el que decida el futuro del joven.