Juan Fuego, neurólogo residente en Estados Unidos

Un científico español sabe cómo empezará la próxima pandemia: ‘No es ninguna broma’

El doctor Juan Fueyo pronostica que la futura pandemia vendrá por un virus respiratorio con secuelas terribles y sin vacuna

El neurólogo y escritor español Juan Fueyo vaticinó no hace mucho que en los próximos diez años un virus podría matar 3.500 millones de personas en todo el mundo. Este fin de semana, el célebre doctor desarrolló su teoría en una extensa entrevista en TV3, donde reveló cómo se desatará la siguiente pandemia y qué características tendrá.

Juan Fueyo no es alguien cualquiera. Este asturiano, investigador en el centro oncológico del hospital de Texas, en Houston, cuenta con el hito de haber conseguido alargar la vida en el tumor cerebral más grave. En su experiencia ha tenido que tratar con muchos virus y hace poco plasmó sus conocimientos en un libro muy revelador.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En su última entrevista, Juan Fueyo ha explicado que la próxima pandemia vendrá «de una mezcla de virus, un virus respiratorio que se infecte por el aire, que infecte a toda la población incluyendo los niños y que los que lo superen sufran unas secuelas terribles y sea imposible encontrar una vacuna». Cree que puede ser una mezcla del virus de la gripe y la polio.

«Todavía no sabemos el virus que va a venir», aclara, pero según su opinión «puede ser el de la gripe aviar» ya que «hay varias cepas que se están siguiendo en Asia que podrían producir una pandemia». Pero también señala que «un virus que preocupa mucho es el de la viruela, que tras el deshielo está volviendo a la superficie y además no hay vacuna».  

En este sentido, recuerda que el virus que se esperaba y del que hablaba Bill Gates es el de la fiebre aviar «en el que un ave de corral en Asia transmitiría el virus a un granjero y esto produciría una pandemia». Pero además, «el coronavirus y otros como el SARS y el MERS han demostrado que otros virus pueden ser capaces de producir estas enfermedades». Por lo tanto, «hay muchos tipos de virus que pueden llegar».

El cambio climático, factor clave

El doctor recordó que «no tenemos tantos medicamentos contra los virus y cada medicamento que diseñamos contra un virus sirve sólo para ese virus». Ante esta debilidad, cree que hay que estar atentos a nuevas amenazas, que relaciona directamente con el cambio climático.

«La subida de un grado o dos en la temperatura del planeta haría que las enfermedades transmitidas por mosquitos se expandieran a muchas zonas del planeta donde no están», explica, «pero además está el problema de la deforestación y hacer granjas cerca de la jungla que nos acerca a virus en animales salvajes de los que no tenemos conocimiento».

Y esta es su gran advertencia: «No es ninguna broma. Un hombre que se infecte por un virus de un animal salvaje en un animal salvaje en Tailandia es un peligro para los vecinos del Eixample en Barcelona». El doctor Fueyo pone como ejemplo el caso del SARS-CoV-2, que supuestamente pasó de un murciélago al ser humano, y de ahí al resto del mundo.

Sobre el origen del coronavirus

Precisamente sobre el origen del coronavirus, Fueyo ve extraño que uno de los laboratorios más seguros está en Wuhan y que el virus haya parecido precisamente ahí. «Además, la versión oficial dice que se originó por un murciélago en un mercado, cuando allí la gente apenas come murciélagos y además se comprobó que apenas el 50% de los casos provenían del mercado». Por eso ve factible que el virus se escapara del laboratorio.

«Son accidentes y los accidentes pasan, ya ha pasado con otros virus», advierte. Y sabe de lo que habla, porque él y su esposa, la neuróloga Candelaria Gómez-Manzano, desarrollaron un virus para el tratamiento del cáncer cerebral. Acostumbrado a tratar con los virus en su laboratorio, avisa que «hay que ir con cuidado, porque no somos perfectos y los accidentes ocurren», pero descarta que el coronavirus haya sido creado genéticamente.

De lo que tiene duda, y lo cuenta en su libro, es de que en los laboratorios hay personal militar fabricando virus para ser utilizados como armas biológicas. «Lo que resulta aterrador es que este tipo de laboratorios son como cualquier otro y no se requieren muchos recursos para producir agentes de bioterrorismo. Basta con seis o siete científicos, y además es muy barato». 

Por eso cree que a raíz de esta pandemia puede aumentar el bioterrorismo. «Solo hay que ver la facilidad que ha tenido el coronavirus para destruir las economías, así que un país puede utilizar un virus para destruir la economía de un país vecino». 

Recordar lo peligrosos que son los virus

La conclusión de Juan Fueyo es que «este es el planeta de los virus». Según explica, «vivimos rodeados de virus, los tenemos en la piel, en el intestino, caminamos con ellos, vivimos en el planeta de los virus, y esto nos debe recordar lo peligrosos que son y que nos ponemos matar». Pero no todo es malo, y el doctor tiene una buena noticia.

«No todos los virus son malos, y podemos crear virus que generan una respuesta autoinmune que ataca el cáncer y puede vencerlo». Según explica, se pueden crear este tipo de virus genéticamente para avanzar en la lucha contra el cáncer. El futuro es de los científicos, dice: «El virus de la ignorancia va unido al virus del odio, y esto puede generar un gran problema».