Aspen Deke sonríe con la cara pintada

Una chica de 17 que superó tres veces un cáncer fallece ahora por coronavirus

El coronavirus vuelve a dejar un sabor amargo en la boca de la sociedad tras conocer el fallecimiento de una menor estadounidense de 17 años después de contagiarse de Covid-19. La joven ya había logrado vencer el cáncer en 3 ocasiones.

A lo largo del pasado año y, lo que llevamos de este, son cuantiosos los casos de personas que han luchado contra el coronavirus, pero que finalmente han perdido la vida. El virus puede resultar mortal para quien goza de buena salud, cuanto más para pacientes con patologías previas. 

Es el caso de una menor estadounidense de 17 años. Aspen Deke padecía leucemia linfoblástica, un tipo de cáncer raro que surge cuando la médula ósea produce una cantidad excesiva de linfocitos. 

La joven había superado con creces en tres ocasiones diferentes la batalla contra la enfermedad. Pero se contagió de Covid-19 lo que supuso un golpe mortal para su organismo. Su sistema inmunológico careció de fuerzas para vencer al coronavirus

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La vida de Aspen Deke siempre estuvo condicionada por su leucemia. La menor, a su corta edad, ya había superado una intervención quirúrgica en la que le hicieron un trasplante de médula para paliar la leucemia. 

También había recibido tratamientos, como por ejemplo la terapia de células CAR-T con la cual sus defensas tuvieron que hacer un sobresfuerzo para paliar los efectos secundarios de la misma , ya que en algunas ocasiones produce fiebres muy altas y baja presión arterial. 

El cáncer no pudo con la pequeña, pero el Covid sí

Aspen Deke fue muy fuerte contra el cáncer. La estadounidense luchó contra la enfermedad hasta que se contagió por coronavirus

Los efectos del virus fueron devastadores en el caso de la adolescente. En cuatro meses, el coronavirus le arrebató la vida, según informó el medio de comunicación nacional The Daily Mirror

La joven natural de Misuri (EEUU), tomó contacto con el virus el pasado noviembre. Tras dar positivo en coronavirus, la paciente de riesgo fue hospitalizada.

En el centro sanitario le suministraron oxígeno durante un mes para combatir los niveles altos de fiebre que padecía la adolescente. Aspen Deke logró salir de aquel período crítico y pudo regresar a su casa.

En cambio, pocos días después, la menor fue ingresada en un hospital estadounidense de nuevo fruto de una neumonía severa provocada por el coronavirus .Los esfuerzos médicos no fueron suficientes para salvarle la vida. Aspen murió el 31 de enero del presente año. 

Aimee Loring, la persona encargada de gestionar la página crowdfunding que la familia creó para demandar ayuda económica mientras la menor estaba ingresada, contó cómo fue el final de la pequeña: «a las 18:40 H Aspen Deke falleció en los brazos de su madre y su padre». 

Además, tuvo unas palabras de agradecimiento con quienes les brindaron su respaldo durante los días más duros de la vida de Aspen Deke. 

«Gracias a todos por vuestras plegarias y por vuestro apoyo. Entended que estamos sufriendo mucho y que no responderemos a mensajes o llamadas», aclaró Aimee Loring.

El doloroso mensaje del padre de la menor

Días antes de que Aspen Deke perdiera la vida en un hospital estadounidense, su padre había emitido un mensaje esperanzador. «Estoy tranquilo viendo a mi princesa y pasando tiempo con ella. Ahora está más estable. Es muy duro verla sufrir, pero estos días fueron increíbles», dijo. 

También reveló cuál era su mayor sueño. «No puedo esperar a que abra los ojos de nuevo y escuchar de su voz decir 'te quiero papá' y ver lo feliz que se pone al ver a su madre y a sus hermanos», añadió.

Pero el mayor deseo del padre de Aspen Deke no llegó a cumplirse. El coronavirus le quitó a su pequeña este domingo. Los esfuerzos médicos fueron en vano y, en suma, tuvieron que lanzar una campaña solicitando ayuda económica para cubrir los gastos médicos del hospital, gracias a la cual la familia recaudó 10.000 dólares.