Pasajeros con mascarillas en una estación de tren

La clave para evitar una segunda ola en España (y no es el confinamiento)

Investigadores de la Universidad de Cambridge aseguran que el confinamiento no será suficiente para frenar el coronavirus

El proceso de desescalada va finalizando en muchos países del mundo y parece que el uso de las mascarillas será habitual durante bastante tiempo. Esta es la recomendación que se deduce de una investigación publicada este miércoles 10 de junio en la revista científica británica The Royal Society. 

Según los cálculos matemáticos realizados por el equipo liderado por el científico Richard O. J. H. Stutt, de la Universidad de Cambridge,  utilizar la mascarilla es la medida más efectiva y, posiblemente, la única capaz de evitar nuevas oleadas de la pandemia del covid-19 que ha golpeado a Europa durante la primera mitad de 2020. 

Nuevos rebrotes «podrían ser mayores que la ola inicial», reza el estudio británico

«Si los periodos de confinamientos son combinados con la adopción de un uso de mascarillas del 100% entre la población, el progreso inicial de la enfermedad se aplana y se retrasa drásticamente y se previenen posteriores olas», advierte el artículo. 

Los investigadores valoran que los periodos de cuarentena como el que hemos vivido en los últimos meses no podrán prevenir un segundo o tercer brote de la pandemia del coronavirus, que «podrían ser mayores que la ola inicial»

Investigadores relacionan el uso de mascarillas con los bajos contagios y fallecimientos

«Creemos que, en la práctica, los efectos negativos de las mascarillas son improbables porque países en los que el uso de mascarillas es obligatorio hay unos datos relativamente bajos de contagios y fallecimientos», apuntan los investigadores en su artículo. 

El Gobierno de Pedro Sánchez empezó a obligar el uso de la mascarilla en el transporte público el 4 de mayo y alargó su uso cuando no se pudiera mantener una distancia de seguridad de dos metros el 19 de mayo. Finalmente, la OMS indicó el pasado 5 de junio que, en sitios con transmisión generalizada de coronavirus, aquellas personas que no pudieran mantener la distancia de dos metros deberían utilizar mascarillas o tapabocas de tela.