El Gobierno de Pedro Sánchez durante una sesión en el Congreso de los Diputados

Acusan a dos famosos de España de maniobrar para acabar con el Gobierno de Pedro Sánchez

La cúpula de Podemos extiende una teoría de la conspiración según la cual se está fraguando un pacto entre PSOE y PP

En algunos sectores del Gobierno de coalición se está extendiendo con rapidez la sospecha de que existe una  oscura trama  orquestada por las élites políticas y económicas de este país para hacer caer al Gobierno de Pedro Sánchez y, en especial, para sacar del poder a Pablo Iglesias y a los ministros de Unidas Podemos. Y señalan directamente a dos peces gordos

La teoría de la conspiración nace del propio de sector de Podemos y Pablo Iglesias, y señalan directamente al ex presidente del Gobierno, Felipe González, y al  rey emérito Juan Carlos, de trabajar en la sombra para debilitar al Ejecutivo y echar a los morados del Gobierno.

Se trata, según esta teoría, del núcleo duro de la Transición que utilizan su poder y sus canales para romper el primer gobierno de coalición de la democracia reciente en España y sustituirlo por un Gobierno socialista monocolor con el apoyo externo de Ciudadanos y PP. Esta sería su estrategia para tranquilizar a Bruselas y pilotar un adelanto electoral controlado.

Uno de los cabecillas de esta trama sería Felipe González, a quien acusan de estar detrás de editoriales e informaciones críticas con Podemos y de trasladar su idea de un cambio de Gobierno después del verano en comités de empresa y foros empresariales. 

La acusación se centra sobre todo en los sectores del «felipismo» y cercanos a Alfonso Guerra, en los que el acercamiento del PSOE a Podemos y los independentistas no sólo se ve como un problema ideológico sino como una debilidad en la aritmética parlamentaria que bloquea la gobernabilidad en unos momentos especialmente críticos para España.

Esto incide en las grietas abiertas en la el gobierno de coalición por el cansancio de algunos pesos pesados del bando socialista ante las salidas de tono de Pablo Iglesias y las posiciones de Unidas Podemos en algunos temas. El último caso ha sido la crítica de la ministra de Defensa, Margarita Robles, a Pablo Iglesias, por desautorizar a la Guardia Civil.

A pesar de que existe una visible tensión entre el sector de Podemos y el  sector «económico» capitaneado por la viceministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias acordaron hace un mes un pacto de silencio que ha mejorado la imagen de unidad y asimilación del Gobierno, con una mejor estrategia de comunicación.

Puentes entre PSOE y PP

Aun así, las últimas declaraciones de Felipe González comparando al Gobierno con el «camarote de los hermanos Marx» han irritado profundamente a los cuadros de Podemos, cuyo portavoz Pablo Echenique ha sido muy claro al decir que al expresidente «le molesta» el Gobierno de coalición por temas fiscales.

Según Echenique, «es normal que a personas que no están de acuerdo con la justicia social o con la justicia fiscal les moleste este Gobierno e intenten que entremos en provocaciones». Pero sus acusaciones no se centran sólo en Felipe González.

El medio digital afín a podemos La Última Hora pone también en la diana al rey emérito Juan Carlos y a la monarquía con informaciones, sondeos y artículos de opinión, y siguen con la estrategia del partido de utilizar los escándalos del Borbón para desviar la atención pública de los aspectos relacionados con la gestión de la pandemia. 

De momento, Podemos ha vuelto a pedir una comparecencia pública del exjefe de Estado y lo hace con el apoyo de ERC, ya que el PSOE está en la línea de no apoyar una  comisión de investigación. Según el partido morado, Juan Carlos también está ejerciendo presiones para que se construyan puentes entre el PSOE y el PP, y alejar así el peligro que supone Podemos.