Ana, Luis, Manuel o Antonio, las caras de los fallecidos en el derrumbe de un edificio

Ana, Luis, Manuel o Antonio, las caras de los fallecidos en el derrumbe de un edificio

Cada minuto que pasa es crucial en la búsqueda de nuevos supervivientes en la zona

El derrumbe el jueves del edificio de Surfside, en Miami,  se ha cobrado ya nueve víctimas mortales.  Más de un centenar de personas continúan desaparecidas en la zona donde tuvo lugar el trágico suceso.

Las esperanzas de encontrar a alguien más con vida entre los escombros van desapareciendo. Han pasado ya muchos días y la probabilidad de hallar a algún superviviente más se desvanece a cada minuto que pasa.

Las autoridades han desvelado los nombres de varios fallecidos

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Poco a poco se van conociendo las identidades de las víctimas, que perdieron la vida tras el colapso de parte del edificio de Champlain Towers South, cerca de Miami Beach.

Entre ellas, se encuentra Stacie Fang. Esta madre estadounidense de 54 años fue la primera víctima mortal identificada en el edificio residencial.

La mujer se encontraba con su hijo, Jonah Handler, de 15 años, cuando tuvieron lugar los hechos. El rescate del joven fue grabado. Las imágenes rápidamente se hicieron virales a nivel mundial. 

"Él solo estaba diciendo, «Por favor no me dejes, por favor no me dejes». Le dije que no lo íbamos a dejar", señaló Nicholas Balboa, uno de los rescatadores que ayudó a sacar al joven de los escombros. 

Su madre logró salir con vida de allí, pero lamentablemente falleció poco después en el Aventura Hospital and Medical Center. 

Antonio y Gladys Lozano, de 83 y 79 años, respectivamente, también fueron identificados como dos de las víctimas mortales en el colapso del edificio de Surfside. La pareja, originaria de Cuba, estaba en la novena planta en el momento del derrumbe.

Su hijo, Sergio Lozano, vivía en la torre contigua. Tristemente, el sábado por la noche, las autoridades identificaron al matrimonio. La pareja, que llevaba más de 50 años juntos, pasaba a formar parte así de la lista de fallecidos localizados bajo los escombros.

A estas tres víctimas mortales, hay que sumarle a Manuel LaFont. Padre de dos hijos, vivía en el apartamento 801. Trabajaba como consultor de negocios, trabajo que compaginaba con el de entrenador en ligas de béisbol.

A última hora del sábado, este hombre, conocido como Manny en su círculo más cercano, se confirmaba como nueva víctima mortal del derrumbe.

Ese mismo día, se encontró también el cuerpo sin vida de León Oliwkowicz, de 80 años, que vivía en la unidad 704. Además, se hallaron los cuerpos de Luis Bermúdez, de 26 años, y su madre, Ana Ortiz, de 46. Ambos vivían en el séptimo piso.

El domingo, apareció un nuevo cadáver entre los escombros. Este correspondía a Christina Beatriz Elvira, de 74 años.

Siguen analizando la zona al detalle

Por el momento, más de 140 personas siguen desaparecidas. Los equipos de rescate y búsqueda continúan trabajando en el lugar de los hechos.

Entre los desaparecidos por el derrumbe de más de medio centenar de las plantas del edificio de Miami se encuentran dos jóvenes de origen estadounidense.

Ilan Naibryf y Nicole Langesfeldestaban en el complejo justo en el momento de la tragedia junto a sus respectivas parejas.

El estudiante de física en la Universidad de Chicago, de 21 años, se encontraba en la ciudad junto a su novia puertorriqueña, Deborah Berezdivin. 

Por su parte, Nicole Langesfeld, estaba en Miami junto a su novio venezolano, Luis Sadovnic.

Sus familiares han difundido varias imágenes en las redes sociales con la esperanza de poder localizarlos con vida lo antes posible.

También continúan en paradero desaparecido familiares de la primera dama de Paraguay, Silvana López Moreira.

Cada minuto que pasa es crucial para los desaparecidos y sus familias. Entre los escombros es muy difícil encontrar el oxígeno necesario para sobrevivir. No obstante, sus círculos más cercanos no pararán hasta dar con sus familiares afectados por el fatídico derrumbe de este edificio de Miami.