Pies de un bebé

Hugo, el bebé con graves daños cerebrales tras un falso diagnóstico de Covid

Los doctores le dijeron a sus pades que tenía coronavirus sin haberle atendido

El estallido de la pandemia hace ya casi un año supuso que los diagnósticos de otras enfermedades fueran retrasados y este fue el caso del pequeño Hugo. 

Hugo era un bebé sano y feliz cuando el pasado 2 de abril, en pleno estado de alarma, empezó a tener fiebre. Su madre contactó con su centro de salud en Cartagena (Murcia), pero allí le explicaron que no le podían atender por la epidemia y que era más que probable que se hubiera «contagiado de Covid». Le recetaron apiretal y un colirio para tratar una conjuntivitis

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

María Jesús Hernández adquirió los medicamentos y siguió las instrucciones del doctor. Sin embargo, los síntomas no remitían. Fue entonces cuando decidieron acudir a un centro médico privado. A pesar de que allí sí que les pudieron atender, el diagnóstico fue muy parecido. 

«Nos dijeron que tenía un virus y que podía ser Covid, aunque no se podía saber porque en aquel momento no se hacían pruebas. Y le recetaron antibióticos», ha explicado la madre de Hugo a 'Nius'.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El pequeño parecía estar totalmente recuperado 20 días después y todo parecía indicar que el tratamiento había funcionado, pero la vida de este niño y de toda su familia cambió drásticamente 8 meses después.

Grave error en el diagnóstico

La noche del 27 de diciembre Hugo empezó a encontrarse mal, con dolor de estómago y pequeños vómitos. Al principio, María Jesús Hernández lo achacó a que había comido uvas por primera vez y algunos gusanitos con su hermano, así que lo que le cogió en brazos para que se calmara.

Pero las molestias continuaron hasta que, a las dos de la mañana, Hugo quedó inerte, como si se hubiera apagado. Su madre, gracias a la ayuda de unos vecinos, trasladó al niño de forma inmediata a un hospital, donde consiguieron reanimarle y estabilizarle. El pequeño había sufrido una parada cardiaca y la falta de oxígeno le había provocado un daño cerebral severo.

Los médicos decidieron someterle a numerosas pruebas y fue entonces cuando detectaron varios aneurismas en su corazón y las arterias dilatadas, todo ello provocado por una enfermedad rara que se conoce como Síndrome de Kawasaki

«Según los médicos fue lo que le provocó fiebre en abril. Si se hubiera diagnosticado a tiempo se habría curado sin más consecuencias, pero como no lo atendieron y dijeron que era Covid, mi hijo se encuentra así», ha lamentado María Jesús Hernández. 

El costoso tratamiento de Hugo

Han pasado casi dos meses desde que Hugo sufrió la parada cardíaca y todavía permanece ingresado en el hospital de la Arrixaca de Murcia.

«Le han puesto una sonda nasogástrica para alimentarle, pero además el niño no fija la mirada, no te mira y no sabes si está consciente. Solo tiene como pequeños momentos en los que parece que su cerebro conecte, pero se vuelve a apagar». 

Hugo recibirá el alta médica el próximo jueves, 25 de febrero, pero para que pueda seguir con su recuperación tiene que acudir a una clínca especializada para someterse a un tratamiento multidisciplinar. «Necesita de todo. Fisioterapia, neuropsicología, optometrista, logopeda y más para tratar de recuperar lo que se pueda de nuestro hijo».

Los padres del pequeño han encontrado una clínica en Alicante en la que les ofrecen todo lo necesario para tratar a su hijo. «Es la clínica que mejor se adapta a las necesidades de Hugo. Tendrá que ir todos los días de lunes a viernes, aunque está a una hora y media de casa, pero lo importante es que pueda mejorar». 

Sin embargo, tiene un elevado coste de 1.600 euros al mes que no pueden asumir y, por este motivo, han puesto en marcha una campaña a través de su cuenta de Instagram y en GoFundMe para poder afrontar los gastos. 

A través de esta se puede hacer cualquier donativo y comprar, por cinco euros, unas pulseras muy especiales que representan el latido del corazón de Hugo.

Por el momento, ya han conseguido recaudar 15.00 euros gracias a la ayuda de familiares, amigos y donantes anónimos, pero todavía necesitan más dinero para hacerle frente a un tratamiento que permita que el pequeño continue luchando y pueda vovler a ser un niño sano y feliz. 

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio