Honor Uloth en el campo

Honor, la chica de 19 que iba a heredar 1.000 millones y se la encontraron sin vida

La muerte de la joven se suma a la lista larga de tragedias que ha sufrido la familia

El pasado 31 de julio, Honor Uloth, de 19 años, fue encontrada inconsciente por su hermano pequeño en la piscina de la mansión familiar durante la celebración de una fiesta a la que asistieron otras 18 personas. 

La joven era la hija mayor del ex subdirector de la revista 'Country Life', Rupert Uloth, y de Lady Louisa Jane Guinness, quien es la descendiente de Benjamin Guinness, el tercer conde de Iveagh y presidente del imperio cervecero de 1962 a 1986. 

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

La familia tiene una fortuna que se estima en 1.000 millones de euros y la muerte de Honor se suma a la gran cantidad de tragedias que han sufrido los Guinness. 

La incertidumbre del accidente de Honor

El hermano pequeño de Honor, de solo 15 años, se lanzó rápidamente al agua cuando la descubrió allí y consiguió sacarla con vida de la piscina. La joven fue trasladada rápidamente al hospital, pero presentaba una rotura de hombro y lesiones cerebrales que finalmente acabaron con su vida seis días después de ingresar en el centro médico. 

El terrible suceso tuvo lugar en la mansión de la familia, situada en el condado de Sussex (Reino Unido), mientras disfrutaban de un día de barbacoa. La fiesta se alargó y por la noche los jóvenes se metieron en el jacuzzi. 

Sin embargo, Honor decidió dejar a un lado a sus amigos y darse un baño en la piscina. Es ahí cuando tiene lugar el misterio de su muerte.

Ninguno de los presentes la vio meterse en el agua, pero los investigadores determinaron que la defunción fue provocada por un golpe en la cabeza. Las hipótesis que barajan son que la joven se golpeó «accidentalmente» contra el fondo de la piscina o contra el borde. 

Pero nadie sabe a ciencia cierta lo que le sucedió, porque sus amigos se encontraban en el jacuzzi de espaldas a ella y el resto de personas que había en el lugar tampoco vieron nada.

«La policía llevó a cabo una investigación, pero nadie vio lo que le sucedió a Honor ni supo cómo llegó a estar tirada en la piscina», explicó Geoff Charnock, el jefe forense, a 'Daily Mail'.

La joven quería que donarán sus órganos

Su familia «completamente devastada» ha querido rendir un emotivo homenaje a Honor este fin de semana. «Hemos perdido una hija y una hermana que trajo una luz y una alegría incalculables a nuestras vidas. Estaba tan llena de diversión, risas, amabilidad y aventuras. Tenía la habilidad de unir a las personas y hacerlas sentir bien». 

«Honor era un diamante de chica, con un corazón de oro, cuya capacidad para brillar y aportar luminosidad y alegría era la firma de su vida», dijo su padre con el rostro lleno de tristeza. 

En el homenaje también señalaron la joven quería donar sus órganos para salvar a otras personas y su familia ha cumplido su deseo. «Ella siempre dejó claro que si algo le sucedía, le gustaría que sus órganos fueran donados a otros que los necesitaran», explicaron. 

Una familia llena de tragedias

La muerte de Honor Uloth se ha sumado a las muchas tragedias que ha sufrido la familia a lo largo de los años. Según ha explicado el medio británico, Arthur Guinness, el creador de la fábrica de cerveza, tuvo 21 hijos, pero tan solo 11 lograron sobrevivir. 

Además, muchos de sus nietos murieron en la pobreza, acabaron en instituciones mentales o se convirtieron en alcohólicos.

Una de sus nietas, Lady Henrietta Guinness, se suicidó en 1978 tirándose de un puente en Umbría, Italia. Es mismo año también falleció Peter Guinness, cuando tan solo tenía cuatro años, en un accidente de coche.