Primer plano de la bola de la loteria de el Gordo de navidad, sujetada por la mano de un niño de San Ildefonso

Se separa de su mujer, le toca la lotería y el juez le da la noticia que no quería escuchar

El protagonista de la historia ha recibido una notificación inesperada

Hoy muchas personas en nuestro país se encontrarán felices por haber ganado algún 'pellizquito' en la Lotería Nacional. Y es que tener esa suerte trae alegría cuanto menos. No obstante, esa se puede ver empañada por determinadas situaciones personales pintorescas.

Buena muestra de eso es lo que le sucedió a un hombre en Estados Unidos. Tuvo la suerte de ser agraciado con un importante premio en metálico. Sin embargo, un juez le dio una mala e inesperada noticia: tenía que compartir ese con su aún esposa, de la que ya se había separado.

El origen de la historia

En Detroit es concretamente donde se sitúa esta información que se ha convertido en viral. Y es que allí residen sus protagonistas: Rich Zelasko y Mary Beth Zelasko.

Esos estuvieron casados. Sin embargo, tiempo después, concretamente en 2011, decidieron separarse. No obstante, su divorcio fue largo y no se produjo de forma oficial y legal hasta el año 2018. Y precisamente esta circunstancia es la que trajo consigo una mala noticia para él.

La fortuna de Rich

En el 2013, cuando ya llevaban dos años haciendo vidas separadas, Rich vio que la suerte llamaba a su puerta. Sí, porque compró un boleto de la lotería conocida como Mega Millions y ese resultó premiado. Ni más ni menos que con 30 millones de dólares, lo que viene a ser unos 26 millones de euros aproximadamente.

Una lotería aquella que es muy conocida en Estados Unidos, pues se puede comprar en un total de 44 estados. Si muchos ciudadanos norteamericanos juegan la misma es porque permite conseguir una cuantiosa cantidad de dinero. En concreto, tiene un bote mínimo de 40 millones de dólares. Bote que se va incrementando de forma paulatina en el caso de que no exista ningún ganador. Buena muestra de eso es que en el año 2012 la misma entregó un premio de 656 millones de dólares.

Mega Millions, además de por lo citado, destaca porque permite disfrutar del premio en metálico y de un solo pago o bien mediante treinta anualidades.

El revés para Rich

Como no podía ser de otra manera, Rich Belasko estalló de felicidad cuando conoció que le habían tocado 30 millones de dólares en la lotería. Sin embargo, esa alegría le duró muy poco. Y es que un juez determinó que debía compartir el premio, mitad y mitad, con la que aún era su esposa legalmente en aquel momento.

Esa sentencia se produjo porque la mujer decidió llevar el caso a la justicia y esta se puso de su parte .

En concreto, el juez que llevó tan singular caso, John Mills, dejó claro que era cierto que Rich había comprado el boleto ganador de la lotería en 2013, cuando ya estaba separado de Mary. Sin embargo, también expuso que legalmente era aún matrimonio, pues el divorcio no se produjo hasta 2018.

Por ese motivo, la sentencia determinó que el hombre debía compartir su premio con su aún mujer. Así, se estableció que tenía que otorgarle a ella la mitad del mismo, es decir, 15 millones de dólares.

El abogado del afortunado, como dio a conocer 'El Confidencial', defendió la postura de este manifestando que «Rich tuvo suerte y fue su suerte, no la de Mary, la que consiguió los beneficios de la lotería». Y no le falta razón a ese letrado. Sin embargo, el juez fue muy claro. Legalmente aún eran marido y mujer y, por tanto, el premio obtenido en la lotería Mega Millions tenía que ser repartido a partes iguales.

De esta manera, el hombre vio mermada su alegría por haber obtenido una cuantiosa cantidad económica. Y es que no podía imaginar que una situación como esa podría producirse. Está claro que si vuelve a contraer matrimonio y divorciarse no dudará en agilizar cuanto antes los trámites de esa separación. Es la manera de evitar hechos tan rocambolescos como el que ha vivido.