Imagen de archivo de un padre con dos niñas en brazos y un niño corriendo en el campo

Un hombre descubre por un fallo que tiene 48 hijos tras donar su esperma

Un error informático ha revelado la identidad de los donantes

A pesar de que los bancos de esperma hacen un control exhaustivo de los donantes, las donaciones son anónimas. Ellos desconocen quién es la persona que ha recibido su muestra y ellas no saben quién es el hombre que las ha donado.  

Sin embargo, un fallo informático en la base de datos de un banco ha revelado la información personal de los individuos  han donado sus espermatozoides en el estado de Queensland, Australia, tal y como han revelado desde el diario 'Courier Mail'. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Un error que ha supuesto que las identidades de los donadores y las de las receptoras hayan quedado al descubierto y que, por lo tanto, las mujeres que han recibido el semen sepan quien es el padre biológico de los niños y que los hombres puedan averiguar cuántos hijos tienen y quienes son las madres. 

Descubre que tiene casi 50 hijos y que 5 ellos son de la misma familia

Ha sido así como un surfista australiano «rubio y de ojos azules», del que no ha trascendido su nombre, ha descubierto que, fruto de sus constantes donaciones al banco de esperma de Queensland, ha sido el progenitor de 48 niños sin saberlo. 

El deportista no solo ha sabido gracias al fallo informático en la base de datos que tiene casi 50 hijos, sino que además cinco de ellos han sido concebidos en la misma familia. 

A pesar de que los bancos de esperma no otorgan los datos relevantes y privados sobre los donantes a las personas que reciben el semen, sí que les dan a conocer el número de donante. 

De esta forma, y gracias al error informático en la base de datos, Shannon y Lisa Ashton han podido saber que el padre de sus cinco hijos, de entre 1 y 15 años, es ese surfista australiano «rubio y de ojos azules» que cuenta con una cincuentena de hijos y que, por lo tanto, todos sus retoños son hermanos biológicos. 

«Hicimos nuestra propia investigación sobre el donante y me sorprendió que hubiera sido padre de 48 años, pero lo cierto es que no podríamos estar más contentos con nuestra familia», han explicado a 'Courier Mail'. 

Las familias escogieron a este donante por sus destacadas características: rubio, ojos azules y deportista. Y los Ashton han asegurado que gracias a eso todos sus «hijos han salido muy deportistas». 

Ilegalidad de las donaciones

Aunque no ha llegado a trascender el nombre de los donantes y el caso de este deportista ha sido el más notorio por la gran cantidad de bebés que llevan sus genes, ya que se ha convertido, y con diferencia, en el progenitor del mayor número de pequeños nacidos de un mismo donante en el país, la prensa local no ha dudado en destacar la ilegalidad de estas paternidades. 

Esto se debe a que en Australia el número de donaciones de esperma estaba limitado a 20 familias en el 2000 y ahora a 10 y lo habitual es planificar estas donaciones para que haya miles de kilómetros entre los 'hermanos' y, sin embargo, en este caso se ha demostrado que no solo cinco son hermanos, sino que además varios de los niños residen en barrios cercanos. 

Algo que ha hecho saltar todas las alarmas, porque la cercanía entre ellos puede suponer que crezcan las posibilidades de que se relacionen entre sí, que tengan relaciones sentimentales y que puedan tener hijos.

Además, el banco de esperma garantiza el anonimato del donante hasta que los niños cumplen al menos 18 años y solo se debe revelar en el caso de que ellos quieran conocer la identidad de su padre biológico.