Agente de la Guardia Civil en servicio junto a un coche de patrulla del cuerpo

Macabro Asturias: Hallan el cadáver de una mujer con signos de violencia

El vecino que localizó el cuerpo sin vida de la mujer llamó a la Guardia Civil en torno a las 10.45 horas de este pasado domingo

Un vecino ha localizado  un cadáver  en la zona del Pedral de Situ-Ribadesella. Según ha confirmado la Guardia Civil, se trata del cuerpo de una mujer de mediana edad que llevaba fallecida «desde hace días». Los investigadores consideran que las lesiones que presentaba la mujer no son compatibles con una muerte violenta y apuntan a un posible accidente  como causa de la muerte.

El vecino que localizó el cuerpo sin vida de la mujer llamó a la Guardia Civil en torno a las 10.45 horas de este domingo. Hasta el lugar se desplazaron una patrulla de Seguridad Ciudadana del Puesto de Ribadesella y Policía Local.

A las 14.20 horas la médico forense levantó el cadáver, siendo trasladado al Instituto de Medicina Legal de Asturias para practicar la autopsia.

La mujer no llevaba identificación en el momento del suceso ni tampoco efectos personales que permitan conocer su identidad. Hasta el lugar de los hechos se acercó también el helicóptero del 112 para ayudar en las tareas de recuperación del cuerpo.

Efectivos del Greim ayudan a un senderista a regresar a Poncebos de madrugada

Cuatro especialistas del Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (Greim) han ayudado esta madrugada a un senderista, vecino de Santander, a regresar a Poncebos, después de que este no pudiera hacerlo por sus propios medios cuando estaba realizando la Ruta del Cares.

El 112 de Asturias recibió la llamada del afectado a las 21,45 horas de este sábado, cuando el senderista estaba haciendo la ruta del Cares. Según el relato de la Guardia Civil, el afectado tenía «problemas físicos importantes» que le impedían continuar su ruta, por lo que miembros del Greim de Cangas de Onis se trasladan hacia la zona con el material necesario para realizar la evacuación.

A las 23.00 horas lograron establecer contacto con el afectado, que estaba acompañado de un familiar. Tras proporcionarle bebida, alimentos y esperar un tiempo para su recuperación, con ayuda de los especialistas en montaña de la Guardia Civil se puso en pie e inició el descenso hasta Poncebos. Allí los agentes dejaron al afectado en el aparcamiento.