Imagen de archivo de Fernando Simón en rueda de prensa

El cóctel explosivo para España en septiembre y el plan para pararlo

El contacto entre personas de zonas con diferente situación epidemiológica abre un escenario de alto riesgo

Expectación y temor. Esto es lo que hay en estos momentos en el departamento de Sanidad en España ante la tormenta perfecta de factores que amenazan con desatar la segunda oleada del Coronavirus en septiembre. Por eso se ha preparado un plan para parar al Covid-19 en un mes que será clave para España.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, sostiene que España se encuentra en una «subida sostenida» de casos, aunque ayer informó de 16.000 nuevos casos desde el viernes.

Pero el discurso de Sanidad es que aún no estamos en una segunda oleada porque no hay transmisión comunitaria. Por eso el objetivo número uno es, según Simón, conseguir reducir la transmisión y llegar al mes de septiembre con capacidad de hacer frente al más que probable repunte con el inicio del curso escolar y la vuelta al trabajo de muchos españoles. 

Simón achaca el repunte a los incrementos en algunas comunidades autónomas, y subraya que en la mayoría del territorio nacional se ha reducido el nivel de transmisión. En un alarde de optimismo, el epidemiólogo ha recordado que se están detectando el 70% de los positivos, mucho más que en marzo y abril, cuando el porcentaje era del 10%.

En este sentido, el doctor ha explicado que hay tres grupos de comunidades. Unas son las que han tenido evolución favorable, otras las que están en fase ascendentes y otras las que no han tenido incidencia remarcable del virus. 

En su opinión, España está a punto de reducir la transmisión del virus. Pero «el problema de septiembre es que se va a juntar gente proveniente de otras zonas con diferente situación epidemiológica y tenemos que tratar de minimizar el riesgo antes de esa mezcla explosiva».  

Menos sospechosos diarios

En su opinión, 16.000 nuevos casos no es una buena cifra, aunque trató de mostrarse optimista e hizo hincapié en que la crecida de casos es «mucho más suave» que en los meses de marzo y abril. El aumento se debe al repunte en comunidades como Madrid, cuya situación calificó de preocupante. 

«Todo se refiere a grandes ciudades con situaciones complicadas», ha recalcado, aplaudiendo también las medidas de control implementadas por la Comunidad de Madrid. Además advierte de que en los próximos días puede haber un aumento asociado a las «no fiestas» del 15 de agosto en muchas localidades de España. 

En cuanto a las cifras, ha subrayado los 20.000 sospechosos diarios frente a los 10.000 de hace un mes y medio. También ha informado que la edad media de los contagios se sitúa en los 40 años, aunque en las últimas semanas el listón baja hasta los 37. Desde la llegada de la nueva normalidad ha habido 1.420 casos importados, 163 en los últimos siete días.

En este sentido, el doctor Simón avanzó que el 20% de los contagios importados llegaron a través de 220 vuelos comerciales, lo que supone 300 nuevos positivos. Ha celebrado que «es un problema bastante menor de lo que esperábamos hace un par de meses, las medidas actuales son suficientemente buenas».