La Rambla de Barcelona durante el toque de queda en octubre del 2020

Cataluña confirma si se acaba el toque de queda y otras restricciones el 9 de mayo

Aragonés confirma que Cataluña elimina el toque de queda y el confinamiento perimetral a partir del 9 de mayo

El vicepresidente en funciones del Gobierno de la Generalitat, Pere Aragonés, ha anunciado hoy mismo que no habrá confinamiento nocturno a partir de 9 de mayo. Se trataba de la gran incógnita en la comunidad hasta ahora, después de varias informaciones que apuntaban primero a que se mantendrían y después a que no.

De la misma forma que el toque de queda, además, tampoco se mantendrá el cierre perimetral de Cataluña. «Analizados los datos epidemiológicos y el buen ritmo de vacunación, les anuncio que a partir del domingo quedará sin efecto el confinamiento nocturno y el confinamiento perimetral de toda Cataluña», ha explicado Aragonés.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Así pues la ciudadanía de la comunidad catalana ya sabe lo que sucederá a partir de que decaiga el estado de alarma en toda España, por lo menos, en lo que respecta a esas dos medidas restrictivas que llevan impuestas en Cataluña mucho tiempo.

«Les anuncio que a partir de este domingo día 9 de mayo quedará sin efecto el confinamiento nocturno y se recupera la movilidad de entrada y salida de Cataluña», así lo ha anunciado Pere Aragonés.

Hay que recordar que hasta ahora no se podía salir de la comunidad ni tener libre movilidad desde las 22.00 horas de la noche hasta las 6.00 horas de la mañana, de hecho, hasta el próximo lunes día 9 tampoco se podrá todavía. Además, hace tan solo una semana que la comunidad catalana ha abierto la circulación entre comarcas.

El máximo responsable del Ejecutivo catalán ha añadido que «no habrá confinamiento nocturno», pero ha querido aclarar, sin embargo: «Debemos mantener la máxima responsabilidad. A partir del 9 de mayo se levantará el confinamiento nocturno pero el gobierno no descarta aplicar ninguna medida si los datos empeoran en un futuro».

Habrá que ver todavía que sucede con el resto de medidas que a día de hoy también están implantadas en la comunidad. Por el momento se ha hablado mucho sobre los toques de queda de las comunidades y los cierres perimetrales, pero no se ha hecho tanto sobre el resto de medidas.

Es el caso por ejemplo de restricciones como los aforos en comercios, los aforos y comercios en hostelería, la celebración de eventos y demás. Sí que es cierto que Cataluña anunció no hace mucho otra medida que iba a caer con el estado de alarma y es la prohibición de los bares y restaurantes a abrir para servir cenas en local.

Hasta ahora la hostelería solo puede abrir al mediodía, y utilizar las noches para servir a domicilio o con pedidos para recoger, pero no para servir en local, desde el 9 de mayo será algo que también se pueda hacer.

El domingo, último día del estado de alarma

Pese a este anuncio, el Gobierno va todavía con pies de plomo. Y es que, si bien es cierto que aseguran que este domingo cambiará el panorama jurídico en Cataluña, también lo es que aseguran que todavía podrían tomar drásticas decisiones en caso de que los datos de la Covid-19 se vuelvan a complicar.

«El Gobierno dispone ya de herramientas jurídicas. De hecho el mes de julio del año pasado aprobamos un decreto ley que permitió tomar medidas, algunas de ellas previa autorización judicial. Una de las lecciones de esta pandemia es, precisamente, que hay que ser prudentes, estar pendientes de los datos epidemiológicos constantemente, e ir avanzando de forma progresiva en la desescalada», ha comentado el vicepresidente en funciones del Gobierno de la Generalitat, Pere Aragonés.

Además, ha añadido que ahora lo que no quieren hacer desde el Govern de Cataluña es confundir a la población. «No queremos introducir más confusión. Una vez el marco jurídico a nivel estatal quede claro miraremos la fórmula para tener estas medidas cuando sean necesarias. Antes del estado de alarma habíamos tomado medidas y habíamos limitado algunos derechos vía ratificación judicial».