Primer plano de perfil del ministro José Luis Escrivá con el dedo índice levantado

El Gobierno quiere subir impuestos a quien cobre una determinada cantidad

El ministro Escrivá ya proyecta subir impuestos a los sueldos de más de 49.000 euros, según ha revelado en portada 'ABC'

El Gobierno está planteando una nueva subida de impuestos que afectaría a los sueldos de más de 49.000 euros anuales, según ha revelado la portada del diario 'ABC' de este lunes 15 de marzo.

Se trata de una propuesta sobre la que estaría trabajando el Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Con el objetivo de aumentar la recaudación en un contexto de fuerte aumento del gasto público por las consecuencias derivadas de la pandemia del coronavirus, el ministro estaría trabajando en una subida de impuestos a los sueldos de más de 49.000 euros y en la ampliación de los años de cálculo para las futuras pensiones.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Escrivá proyecta una subida de impuestos en las rentas superiores a los 49.000 euros

El posible aumento en el IRPF sobre el que ha informado 'ABC' afectaría a las rentas superiores a los 49.000 euros, una cantidad que en estos momentos está incluida en el tramo de IRPF que abarca desde los 35.200€ a los 60.000€ y sobre el que recae un tipo impositivo del 37%.

Esta hipotética reforma en los tramos del IRPF se sumaría a las ya aprobadas e incluidas dentro de los Presupuestos de 2021, donde se recogió una subida de este impuesto a las rentas más altas.

La primera de las reformas anunciadas fue un alza de dos puntos en el IRPF a las rentas del trabajo de más de 300.000 euros, una reforma que solo afecta a una pequeña parte de los contribuyentes. Concretamente a 16.740 contribuyentes, según anunciaron fuentes gubernamentales.

El Ejecutivo también anunció un aumento del IRPF para rentas del capital de más de 200.000 euros que, sumadas a las anteriores, podrían afectar a un máximo de 36.194 contribuyentes, es decir, un 0,17% del total, según cifras confirmadas por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Las reformas de impuestos pactadas por el Gobierno de coalición antes de la covid

Hasta el momento, las reformas de impuestos llevadas a cabo por el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos han sido mucho menos drásticas que las planteadas en el acuerdo de coalición que sellaron ambos partidos antes de la llegada de la covid-19.

El acuerdo de Gobierno preveía una subida del IRPF de dos puntos para las rentas del trabajo superiores a los 130.000 euros y cuatro puntos (el doble de lo que finalmente se aprobó) para las que están por encima de los 300.000 euros. 

La pandemia del coronavirus puso en jaque a toda la economía mundial y se antojó imposible la idea de aplicar subidas de impuestos tan drásticas, limitándose entonces a aprobar subidas más leves que solo afectasen a las rentas más altas y, por tanto, a un número pequeño de contribuyentes.

Siguiendo esta misma línea, el Gobierno también estableció otras medidas como un incremento de un punto en el impuesto sobre el patrimonio para las fortunas de más de 10 millones de euros y una tributación mínima del 15% para las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria.

Las reformas de las pensiones que plantea José Luis Escrivá

Además, el diario 'ABC' ha recogido en la misma noticia la intención de José Luis Escrivá de seguir adelante con su reforma de pensiones en dos fases.

La primera se pondrá en marcha en abril e incluirá una nueva fórmula para revalorizar las pensiones y una tanda de medidas y penalizaciones para evitar las jubilaciones forzosas en los convenios y la jubilación anticipada.

La segunda fase de la reforma tendrá lugar en el mes de octubre y traerá consigo el aumento de las bases máximas de cotización y la ampliación de los años que se tienen en cuenta para calcular las pensiones, dos reformas que supondrían un enorme ingreso en las dañadas arcas de la Seguridad Social, que han comprometido a Bruselas un recorte de 30.000 millones.